En lo que va de año, 28 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas.

En lo que va de año, 28 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Summa 112

Reportajes Violencia machista

Asesinadas tres mujeres víctimas de la violencia machista en un fin de semana negro

En menos de 24 horas tres mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Hay dos casos en Madrid y un tercero en Murcia. Son ya 28 víctimas mortales en lo que va de año.

Brais Cedeira

Un fin de semana para olvidar. Tres mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Dos de ellas en Madrid y una tercera Murcia. Todo ello en menos de 24 horas. Ha sido, por tanto, una jornada negra. La violencia machista vuelve a golpear. En lo que va de año, 28 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Es decir, han sido víctimas de esta lacra que no cesa.

El último crimen machista se ha conocido esta tarde, tras la detención por la Guardia Civil en la localidad madrileña de Collado Villalba de un hombre español de 43 años como presunto autor del asesinato ayer de su mujer, de 38 años y nacionalidad rumana.

3 mujeres asesinadas en menos de 24 horas

Susana era terapeuta de Reiki. Fue estrangulada por su marido en su propia casa.

Susana era terapeuta de Reiki. Fue estrangulada por su marido en su propia casa. EL ESPAÑOL

En Collado de Villalba, aunque el caso saltó este domingo, las autoridades los conocieron ayer. Fue el presunto asesino el que avisó de que su mujer estaba muerta en su domicilio amordazada y atada, según fuentes del instituto armado, que investigan este nuevo caso en el que no había antecedentes de denuncias por malos tratos.Sobre las 07.25 horas de este domingo, una empleada de un centro de atención a personas con autismo de Molina de Segura (Murcia) encontró acuchillada a una de sus compañeras. La joven era también natural de la localidad murciana.

La mujer estaba separada, tenía 31 años y un hijo. Su compañera la encontró muerta cuando le iba a dar el relevo. El agresor, también trabajador del centro, se había ahorcado en el espacio de entrada al edificio. Era natural de la localidad de Beniel, tenía 48 años y estaba casado. La joven se convertiría en la primera víctima mortal por violencia de género en la Región de Murcia en 2017. 

El tercero de los casos también tenía lugar ayer por la noche. En este caso en el distrito madrileño de Ciudad Lineal. Es la historia de Susana Galindo Moreno, terapeuta de Reiki de 55 años de edad.  Vivía con su pareja, Jesús Rego Bernal, en el 1ºB del número 27 de la calle Vicente Espinel. No tenían hijos.

El hombre, de 61 años, la estranguló ayer al filo de las diez de la noche hasta matarla. Al terminar se hirió a sí mismo con un arma blanca. Dos heridas: una en el abdomen y otra en el tórax, a la altura del corazón. Permanece ingresado en el hospital Gregorio Marañón custodiado por la policía tras ser detenido. Susana no había presentado ninguna denuncia por malos tratos, así como que el agresor tampoco cuenta con antecedentes por delitos similares.

28 asesinatos en lo que va de año

En lo que va de año y hasta este fin de semana se habían registrado 28 asesinatos de mujeres por violencia machista. Pero las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas no son las únicas consecuencias de esta lacra. Por el camino quedan muchas heridas que nunca se cerrarán. Por ejemplo, las de los hijos. Según el Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales, la violencia machista había dejado a 11 menores huérfanos hasta el 16 de mayo.

Pasa el año y la lacra no cesa. Ruth Sala es abogada penalista experta en casos de violencia machista. ¿Qué tiene que cambiar para que se revierta la tendencia? "Es complicado. Las mujeres pasan meses debatiéndose entre el continuar o no el proceso de denuncia. Las mujeres que además tienen hijos comunes flaquean muchas veces por ese vínculo emocional con sus hijos. Lo importante es continuar manteniéndonos alerta todos y apoyar con todos los medios jurídicos, policiales y asistenciales no sólo a las mujeres sino también a sus hijos", explica a EL ESPAÑOL. 

Desde sus cuentas de Twitter, los dirigentes del PSOE y de Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, han lamentado estos nuevos crímenes. También la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

Las cifras no deberían sepultar una innegable verdad: detrás de los 28 números hay veintiocho mujeres, veintiocho historias que la sociedad no debe olvidar.  Se llamaban Susana Galindo, de 55 años; Ana Hilda Linares Báez, de 55 años; Matilde de Castro, de 44 años; una mujer de 25 años cuyo nombre se desconoce; Blanca Esther Marqués, de 48; Toñi García Abad, de 33 años; María de los Ángeles, de 77 años; Virginia Ferradás, de 55 años; Cristina Martín Tesorero, de 38 años; Ana Belén y Ana, madre e hija de 46 y 18 años; Carmen González Ropero, de 79 años; J.D.L.M., de 40 años (solo se conocen las iniciales); Laura Nieto Navajas, de 26 años; María José Mateo García, de 51 años; Leidy Yuliana Díaz Alvarado, de 34 años; Margaret Stenning, de 79; una mujer de 91 años cuyo nombre se desconoce; Mariló Correa Pérez, de 47 años; Gloria Amparo Vásquez, de 48 años; Erika Lorena Bonilla Almendárez, de 32 años; Yurena López Henríquez, de 23 años; María Victoria Zanardi Maffiotte, de 44; Ana María Rosado, de 42 años; Andra Violeta Nitu, de 24 años;Raquel López, de 45; María del Rosario Luna, de 39 años; así como Eliana González Ortiz, de 27 años y el hijo de Noemí Dávila.

Más que las cifras, es preciso recordar los nombres. Detrás de ellos hay historias rotas de familias, de hijos y de amigos. Rotas para siempre por la violencia machista.