El merodeador

Los atletas rusos no deben ir a los Juegos , Un respiro para Guindos y para España

Los atletas rusos no deben ir a los Juegos

El último informe publicado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) demuestra hasta qué punto las trampas se han infiltrado en el deporte de alto nivel. La investigación dirigida por el abogado canadiense Richard McLaren confirma que el Ministerio de Deportes ruso y su Servicio Federal de Seguridad trazaron un plan para falsificar los controles antidopaje y tapar centenares de positivos entre 2011 y 2015.

Se trata de uno de los mayores escándalos en la historia del deporte olímpico, con el agravante de que el gobierno de Vladimir Putin no solo era cómplice, sino el principal artífice de la farsa. Una prueba de la ambición desmedida del Kremlin por recuperar el prestigio deportivo de Rusia al precio que sea.

El Comité Olímpico Internacional habla de un ataque sin precedentes a la integridad del deporte y asegura que no dudará en imponer las sanciones más estrictas posibles, que incluyen la expulsión de todos los atletas rusos para los Juegos de Río. La decisión está de sobra justificada.

Un respiro para Guindos y para España

Según publica en exclusiva EL ESPAÑOL, la Comisión Europea perdonará la multa a España por incumplir los objetivos de déficit del 2015. Se trata de una solución salomónica, ya que como castigo por no acatar el ajuste fiscal, Bruselas congelará los fondos europeos destinados a nuestro país por valor de unos 1.300 millones de euros.

Esto es una buena noticia para Guindos, que siempre sostuvo que la sanción no se llegaría a producir. Además, la congelación de las ayudas no se hará efectiva hasta 2017, por lo que de aplicarse las medidas de ajuste necesarias, Bruselas desbloquearía esos fondos.

La UE ha hecho bien en perdonar una multa que no sólo habría agravado aún más la situación del déficit sino que también habría sido un agravio comparativo. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento se ha incumplido en innumerables ocasiones por países como Francia y Alemania sin que esto mereciera un expediente sancionador. Tal y como dijo el profesor de la London School of Economics Paul de Grauwe en una entrevista para este periódico, multar a España por el déficit habría sido una locura. El Gobierno debe ahora tomar las medidas para controlar el desfase presupuestario y garantizar que el bloqueo de fondos previsto para 2017 no se llegue a concretar.