El merodeador

Bildu y Esquerra Republicana ya caminan juntos en el Congreso , La falta de rigor del informe sobre desigualdad de Intermón , Ni siquiera la élite del tenis escapa de la corrupción

Bildu y Esquerra Republicana ya caminan juntos en el Congreso

La decisión de Bildu de no acudir a la audiencia con el Rey prevista para este martes, más allá de un desplante a Felipe VI supone un guiño a Esquerra Republicana, que la semana pasada ya comunicó que no participaría en la ronda de consultas postelectorales convocadas por la Zarzuela. Las dos diputadas de la izquierda abertzale han justificado su decisión con un discurso tremendista, asegurando que la Monarquía es "el mayor símbolo del carácter antidemocrático del Estado" y que su misión consiste en "cerrar el camino a que Euskal Herria, Cataluña y otros pueblos puedan decidir libremente su futuro". Su actitud contrasta con la que hace cuatro años tuvo Errekondo, el diputado de Amaiur, que entonces sí saludó a Don Juan Carlos con un "agradecido de estar aquí con usted". La razón del giro de Bildu tiene que ver con su acercamiento a ERC, a la que se ha unido en el Congreso para formar grupo parlamentario aunque sea con carácter “técnico”. Pero los lazos vienen de lejos, antes incluso de que Carod-Rovira se reuniera con la cúpula de ETA en Perpiñán. Era cuestión de tiempo que se encontraran.

La falta de rigor del informe sobre desigualdad de Intermón

Oxfam Intermón ha presentado este lunes su informe anual sobre desigualdad mundial. En este análisis, la ONG pone el foco en el aumento de las graves consecuencias sociales que ha comportado la crisis financiera de 2008 y la creciente fuga de recursos hacia paraísos fiscales. Ciertamente, la desigualdad económica ha aumentado en los últimos años. Sin embargo, tal y como analiza el equipo de datos de EL ESPAÑOL, la metodología que utiliza la ONG es poco rigurosa, ya que se basa en estudios distintos que no utilizan mediciones homogéneas. Por ejemplo, para llegar a la conclusión de que sólo 62 personas poseían en 2015 la misma riqueza que 3.500 millones, el informe mezcla ingresos anuales con el patrimonio acumulado. Está claro que uno de los objetivos de la ONG, que publica este análisis en vísperas de la reunión del Foro Económico Mundial que preside Klaus Schwab, es situar la desigualdad en el centro del debate. Sin embargo, la falta de rigor en un estudio que analiza un problema de tal envergadura puede acabar generando el efecto contrario: descrédito y desconfianza.

Ni siquiera la élite del tenis escapa de la corrupción

Las informaciones que señalan que algunos de los ganadores de torneos del Grand Slam de la última década están implicados en tramas de apuestas ilegales indican hasta qué punto la corrupción está infiltrada en el deporte de élite. El escándalo lo ha servido una investigación conjunta de la BBC y el digital norteamericano BuzzFeed News. Basándose en informes de la Asociación de Tenistas Profesionales y un algoritmo que detecta situaciones de juego improbables, han averiguado que 16 jugadores de entre los 50 mejores del mundo han pactado resultados. Detrás, estarían organizaciones mafiosas de Rusia e Italia. Hasta ahora, el tenis había registrado algún caso puntual de amaño, pero lo que ahora sale a la luz es una tara sistemática, coincidiendo con la inauguración del Abierto de Australia. La primera reacción de Chris Kermode, presidente de la ATP, ha sido negar credibilidad a los datos y asegurar que el tenis está limpio. Pero los propios tenistas admiten que el asunto de los amaños llevaba tiempo amenazando con causar un disgusto. Lejos de echar tierra sobre el asunto, las autoridades deportivas y judiciales deben poner todo su empeño en esclarecer los hechos.