El merodeador

EL ESPAÑOL desea a todos nuestros leones una feliz Navidad , Susana Díaz acierta al intervenir en defensa del interés general , Pablo Iglesias sigue empeñado en poner condiciones al PSOE

EL ESPAÑOL desea a todos nuestros leones una feliz Navidad

EL ESPAÑOL celebra hoy su primera Navidad, y qué mejor manera de festejarlo que con nuestros lectores. En estas fechas tan entrañables, nos gustaría dar las gracias a todas las personas que han participado en este proyecto, en especial a nuestros suscriptores y accionistas, por la confianza que han depositado en nosotros. El recibimiento de EL ESPAÑOL ha sido verdaderamente espectacular: en los dos meses desde nuestra salida en versión web, hemos conseguido dos millones y medio de lectores, y lo que es más importante, con seis minutos de permanencia media por visita. Además de desear a todos unas felices fiestas, también queremos tener un recuerdo especial para aquellas personas que atraviesan una situación difícil esta Navidad. Entre ellos están, tal y como hemos contado en este periódico, las millones de personas que se han visto obligadas a buscar refugio fuera de su país este año, en la que ha sido una de las peores crisis de refugiados de la historia. En este sentido, iniciativas como la del Padre Ángel y la alcaldesa de Madrid, que han organizado una cena de Nochebuena para 300 personas sin hogar, son dignas de elogio. Por último, queremos recordar que así como los periódicos tradicionales no publican edición impresa el día de Navidad, nuestros lectores podrán disfrutar de EL ESPAÑOL los 365 días del año.

Susana Díaz acierta al intervenir en defensa del interés general

Susana Díaz le ha recordado a Pedro Sánchez en unas declaraciones a la Ser que las decisiones sobre pactos políticos en el PSOE "se toman en el Comité Federal del partido". En la reunión que este órgano celebrará el lunes, es muy probable que el partido rechace un acuerdo con Podemos. La presidenta andaluza hace bien al intervenir en las negociaciones que ha iniciado Sánchez para intentar alcanzar una mayoría que permita formar gobierno. Los resultados electorales han dejado a Sánchez en una posición vulnerable, ya que su cara o cruz puede pasar o por presidir el futuro ejecutivo o por abandonar el liderazgo del PSOE. En esta situación de debilidad, el secretario general podría caer en la tentación de intentar llegar a pactos que le apuntalaran personalmente. La dirección del PSOE debe garantizar que en las negociaciones postelectorales se tome la mejor decisión posible para el país.

Pablo Iglesias sigue empeñado en poner condiciones al PSOE

Vista la actitud del líder de Podemos, cualquiera que no conociera cuáles fueron los resultados del domingo pensaría que Pablo Iglesias ganó las elecciones o, por lo menos, derrotó al PSOE. Después de anunciar que una condición sine qua non para propiciar un acuerdo de gobierno desde la izquierda tiene que ser la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, ahora Iglesias se ha dirigido al PSOE para marcarle otras condiciones, entre ellas, que los miembros de este partido que están en consejos de administración de grandes empresas las abandonen inmediatamente. Parece claro que con su estrategia Iglesias quiere desgastar a los socialistas y tensar la cuerda hasta romperla. En Podemos están convencidos de que ir a unas nuevas elecciones les beneficia y de que ese será el momento de quedarse con la hegemonía de la izquierda. El problema es que lo están haciendo de forma tan descarada que podría volverse en su contra.