CRISIS INSTITUCIONAL

Suspenden el revocatorio en Venezuela “hasta nuevo aviso”

Cinco tribunales de diferentes provincias se pronunciaron a la misma hora para detener la consulta contra Maduro.

El opositor Henrique Capriles, durante una rueda de prensa en Caracas.

El opositor Henrique Capriles, durante una rueda de prensa en Caracas. Reuters

  1. Venezuela
  2. Henrique Capriles
  3. Nicolás Maduro
  4. Mesa de Unidad Democrática (MUD)
  5. Consejo Nacional Electoral de Venezuela
  6. Oposición venezolana

El mayor temor de los opositores venezolanos se ha hecho realidad: el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha decidido suspender la siguiente etapa del referendo revocatorio contra Nicolás Maduro.

El CNE, a través de un comunicado, asegura haber sido notificado por distintos tribunales “de medidas precautelativas que ordenan posponer cualquier acto que pudiera haberse generado” en la etapa anterior del revocatorio.

En efecto, algunos tribunales penales de los estados de Bolívar, Aragua, Monagas, Apure y Carabobo han decidido, de forma simultánea e inusual, admitir querellas penales por los delitos de falsa atestación ante funcionario público, aprovechamiento de acto falso y suministros de datos falsos al Poder Electoral.

Las decisiones de estos tribunales fueron notificadas por los gobernadores de cada una de esas regiones, todos ellos oficialistas, en una clara muestra de la falta de independencia de los poderes en el país suramericano, según denuncia la oposición.

El gobierno de Maduro ha insistido durante meses que en la recolección del 1% de las firmas de los electores inscritos, fase previa establecida para realizar el referendo revocatorio, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) incurrió en un “fraude gigantesco”.

Diosdado Cabello, segundo al mando en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ha pedido que los promotores del referendo vayan a la cárcel, una vez conocidas las decisiones judiciales. “Esperamos que ahora se busque a los responsables, se ordene su detención y vayan a prisión por el engaño que han hecho”, ha dicho ante sus simpatizantes.

En la misiva del CNE se informa de que estas acciones judiciales tienen como consecuencia “la paralización, hasta nueva orden judicial, del proceso de recolección del 20% de las manifestaciones de voluntad, que estaba previsto para el 26, 27 y 28 de octubre próximos”.

Temen violencia por freno al revocatorio

Provea, una ONG que defiende los derechos humanos en Venezuela, ha comunicado que las acciones del CNE y del Poder Judicial “obstruyen la democracia y abren las puertas a escenarios de violencia” y abusos contra los ciudadanos. También advierte de que el Estado venezolano se ha expuesto a sufrir sanciones internacionales, como las previstas en la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OIEA), “al cerrar espacios para el ejercicio de la democracia”.

La situación política y social en Venezuela es de gran tensión. El país vive una difícil crisis económica, con la inflación más elevada del planeta y escasez en los principales productos básicos. Además, existe un enfrentamiento frontal entre los poderes públicos: la opositora Asamblea Nacional (Parlamento) ha sido neutralizada por el Tribunal Supremo de Justicia que la ha declarado en desacato, para beneplácito del Poder Ejecutivo.

Henrique Capriles Radonski, excandidato presidencial opositor y uno de los principales impulsores del revocatorio, ha manifestado que realizarán “acciones en defensa de los derechos constitucionales de los venezolanos”, sin ahondar en más detalles.

Se espera que este viernes los voceros de la MUD hagan un anuncio conjunto respecto a los próximos pasos de la alianza.

Ha trascendido que miembros de la oposición sostienen reuniones con Martín Torrijos, expresidente de Panamá y uno de los mediadores propuestos por Unasur, junto al expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, para intentar establecer un diálogo entre la disidencia y el gobierno venezolano.

Justo después de conocerse la decisión del CNE, el presidente Nicolás Maduro ha iniciado una “gira relámpago” por diferentes países productores de petróleo, pertenecientes a la OPEP “para consolidar la estabilidad del mercado”. Está previsto que viaje a Azerbaiyán, Irán, Arabia Saudí y Qatar.