Polémica religiosa

Una adolescente de 13 años muere ayunando en la India

La Policía investiga si los padres obligaron a la chica a hacer 68 días de ayuno religioso donde sólo bebía agua hervida.

Aradhana Samdariya.

Aradhana Samdariya. Facebook

  1. India
  2. Religión
  3. Menores

La Policía está investigando a los padres de una adolescente india que murió a las 48 horas de terminar un ayuno religioso extremo que duró 68 días, el pasado 3 de octubre.

Aradhana Samdariya, de 13 años de edad, inició este ritual religioso en el que sólo está permitido tomar agua hervida de forma voluntaria, según sus padres que viven en la ciudad de Hyderab, al sur del país. Sin embargo, grupos de derechos humanos advierten de este tipo de prácticas que suelen estar impuestas por los padres.

La familia es seguidora del Jainismo, una de las religiones más antiguas que incluye rituales de desapego del mundo material y ayunos de este tipo.

"Ella pidió permiso para hacer el ayuno. Nosotros le pedimos que lo detuviera después de 51 días, pero ella se negó. Su ayuno era voluntario. Nadie la obligó", aseguró a la BBC su padre, Manshi Samdariya, quien es propietario de una joyería.

La activista Achyut Rao ha denunciado estos rituales y en qué convierten a los menores: "Todo el país debería estar avergonzado de que aún exista semejante práctica. El gurú de su padre le dijo que si ella ayunaba 68 días su negocio daría ganancias. La chica sólo bebió agua desde el amanecer hasta el anochecer. No había ni sal ni limón ni nada más".

Además, criticó que la familia haya sacado el cadáver en procesión "para honrar a su hija como una niña santa"."El aspecto más chocante es que la familia está feliz de que ella haya sido de las que han sido llevadas por Dios", dijo.

Precisamente ha sido la denuncia de estos grupos activistas la que ha hecho a la Policía que abriera una investigación. Rao incluso denunció que sacaran el cadáver de la chica en procesión como si fuera una santa, alabando el sacrificio de la menor.

El ayuno es una práctica que aparece en numerosas religiones, como los musulmanes durante el Ramadán, los judíos en el Yom Kippur o los cristianos en Cuaresma. Sin embargo, ninguna establece un ayuno hasta morir. Los jainistas tienen una práctica llamada Santhara en la que se renuncia al agua y a la comida para prepararse para la muerte. 

Están exentos de estos rituales enfermos, ancianos y mujeres embarazadas pero no los menores, como reconocen monjes jainistas, quienes sí advierten que son ellos los que tienen que establecer hasta dónde pueden llegar.