El PSOE, partido en dos

El "no" a Rajoy en el Comité del PSOE proviene de comunidades donde Podemos ganó el 26-J

En Cataluña, Baleares, País Vasco o Navarra ganó Podemos en votos el 26-J y el "no" en el Comité. En Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón ganó el PSOE y la abstención.

  1. PSOE
  2. Podemos

Los dos mapas son prácticamente calcados. Las federaciones socialistas que mayoritariamente votaron "no" a Mariano Rajoy en el Comité Federal de este domingo son fundamentalmente las de comunidades autónomas donde Podemos fue el primer partido de la izquierda en votos en las últimas elecciones generales. 

En total fueron 96 los miembros del Comité Federal socialista, un 40,85% de los que acudieron a la cita, los que rechazaron de que el PSOE se abstenga para facilitar la investidura de Mariano Rajoy y evitar así las terceras elecciones en un año.

En el Comité Federal, el peso de los aparatos regionales del partido es importante, pero no determinante. Sin embargo, sí es posible colorear un mapa en el que queda clara la procedencia mayoritaria del "no". Se trata de comunidades autónomas en su mayoría del norte y con gran peso de las que tienen lengua cooficial o fuertes elementos identitarios. 

Votaron mayoritariamente "no" los miembros procedentes de Cataluña, Baleares, País Vasco y Navarra. Allí, el 26 de junio, Podemos superó en votos al PSOE. También triunfó el "no" en los miembros de Cantabria y La Rioja, donde se impusieron los socialistas. 

Los tres miembros cántabros, donde el PSOE gobierna como socio minoritario del Partido Regionalista de Miguel Ángel Revilla, votaron "no" tras una reunión de la Ejecutiva, aunque la federación fue duda en las últimas semanas y no se plantea romper la disciplina de voto. En la decisión de los cinco riojanos pesó que el secretario general de la federación es César Luena, ex secretario de Organización de Pedro Sánchez y con un gran control de la estructura.

Buen resultado, presidencia y abstención

Las federaciones que mayoritariamente respaldaron la propuesta de resolución que defendía la abstención son aquellas donde el PSOE ganó con claridad al partido de Pablo Iglesias el 26 de junio. Son Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, Murcia, Galicia, Canarias y Asturias.

Es en esas comunidades donde está el grueso de los Ejecutivos regionales presididos por el PSOE: cinco de siete. Andalucía y Extremadura son los verdaderos motores de la abstención y tienen cada uno dos miembros en la gestora que ha sustituido a la Ejecutiva de Sánchez. 

Tres federaciones han votado particularmente divididas. En Madrid hubo una mayoría raspada del "no" a Rajoy mientras que en la Comunidad Valenciana se impuso por la mínima la abstención. En esas dos comunidades también ganó Podemos al PSOE el 26-J. En Castilla y León se impuso la abstención por 12 votos frente a 6, pero su secretario general, Luis Tudanca, fue el que abanderó el "no" con más firmeza. 

El poder de la militancia

Puede haber muchas explicaciones para esta correlación tan ajustada. Según algunos, allí donde hay Gobiernos autonómicos o una posición más cómoda del PSOE, defender la abstención es más fácil. Los militantes, que en asambleas por toda España se manifiestan repetidamente en contra de investir a Rajoy, no son tan determinantes. Algunos forman parte de los Ejecutivos regionales, más preocupados por los votantes que por los afiliados. En las autonomías donde Podemos cerca al PSOE o le supera en votos hay menos Gobiernos, el peso del militante es mayor y también la necesidad de diferenciarse. 

Según el sociólogo y politólogo Alberto Penadés, "las organizaciones que más insisten en la necesidad de consultar a las bases son aquellas cuya militancia, en promedio, es más débil". Según ha escrito en un artículo publicado en eldiario.es, Penadés considera que es en las federaciones donde hay más militantes en relación a los votantes donde la abstención se abre camino con más facilidad. Pero también apunta a la importancia del poder territorial.