Elecciones generales

Lo que Pablo Iglesias no cuenta del crecimiento de la inversión en el Madrid de Carmena

El líder de Podemos presume de un aumento inversor posible gracias a los privilegios fiscales de Luxemburgo y Países Bajos, los mismos que quiere abolir con su programa.

Pablo Iglesias, durante el mitin de Podemos en Jerez.

Pablo Iglesias, durante el mitin de Podemos en Jerez. Reuters

  1. Pablo Iglesias
  2. Ahora Madrid
  3. Manuela Carmena
  4. Podemos
  5. Inversión

Pablo Iglesias presume a menudo de la gestión del cambio. En días de campaña, alaba a Manuela Carmena y Ada Colau casi a diario. "Donde gobernamos, se atraen inversiones", dijo a la oligarquía financiera en la reunión anual del Círculo de Economía en Sitges. Y así es. La inversión en Madrid no deja de crecer. En los primeros meses de septiembre de 2015, la Comunidad recibió 10.384 millones de euros, un 65% más que en el mismo periodo de 2014. A tenor de un informe realizado por el Ayuntamiento, un 75% de esta cantidad acaba en la capital por el "efecto sede".

Pero tanto en el encuentro a orillas del mar en Cataluña como en el último debate a cuatro, donde Iglesias volvió a presumir del Gobierno de Carmena, el líder de Podemos olvidó completar los datos: la mayor parte de estas inversiones se canaliza a través de Luxemburgo, territorio del privilegio fiscal por excelencia en Europa, también conocido como el agujero de las finanzas. En el primer trimestre de 2016, el dinero que llegó del Ducado se incrementó en más de un 16%, a tenor del Ministerio de Economía.

Luxemburgo, el que más invierte en España

Luxemburgo es el país que más dinero confía a España, por lo que el aumento de su protagonismo en Madrid no es una novedad. No obstante, este canal ha sido muchas veces criticado por Iglesias, que lleva en su programa "la armonización internacional" de los tributos para evitar esta competencia que en Podemos consideran desleal.

La vitola del Ducado en la capital de España no es casual o irrelevante. En los nueve primeros meses de 2015 -seis de los cuales el Ejecutivo fue del PP-, el 75% de la inversión directa en España fue a través de Luxemburgo y los Países Bajos, otro territorio que ofrece ventajas fiscales.

La tónica se repite en los tres primeros meses de 2016, todos ellos con Carmena en el Consistorio, donde el incremento de la inversión canalizada a través de estos países continúa. Todavía no hay datos suficientes para ilustrar un recorrido tan solvente como el de 2015 ya que una sola inversión de tales dimensiones puede inclinar la balanza hacia otro lado en tan pocos meses. Pero la inversión luxemburguesa continuó in crescendo con el 16,24% mencionado.

Carmena también evita mencionar a Luxemburgo

El Gobierno de Ahora Madrid también presume del crecimiento de la inversión en la capital. Un aumento de 5.004 millones de euros entre julio y agosto de 2015, el segundo nivel más alto desde 2008. Pero no adjunta los números referentes a la procedencia de ese dinero.

El propio Ayuntamiento, en un informe sobre los nueve primeros meses de 2015, reconoce la gran importancia de Luxemburgo y los Países Bajos como inversores y advierte: "Demasiado volumen de inversión en relación al tamaño de sus economías porque operan como plazas financieras (...) y porque muchas empresas ubican allí su residencia fiscal con el objetivo de pagar menos impuestos".