Andalucía

PSOE y Ciudadanos cierran un acuerdo de mejora del impuesto de sucesiones en plena campaña

A partir de 2017 se ampliará de los 175.000 euros actuales a los 250.000 euros el mínimo exento y las explotaciones agrarias quedarán exentas en un 99% de los casos.

Juan Marínlíder de C's en Andalucía, durante el pleno del Parlamento de Andalucía.

Juan Marínlíder de C's en Andalucía, durante el pleno del Parlamento de Andalucía. Efe

  1. Andalucía
  2. Impuestos
  3. Donaciones
  4. Acuerdo PSOE-Ciudadanos
  5. PSOE
  6. Ciudadanos
  7. PP Partido Popular

Ciudadanos y PSOE han cerrado un oportuno acuerdo en plena campaña electoral sobre la reforma del impuesto de sucesiones y donaciones. Lo acordado supondrá que a partir de 2017 se ampliará de los 175.000 euros actuales a los 250.000 euros el mínimo exento y las explotaciones agrícolas quedarán exentas en un 99% de los casos, además de nuevas bonificaciones. El grupo de trabajo constituido por ambas formaciones ha dado resultado después de 5 meses: se rebaja un impuesto que no se tocaba desde hacía 35 años. El resultado, no obstante, queda lejos del 99% de bonificaciones que venía reclamando insistentemente el PP.

El impuesto de sucesiones y donaciones ha sido, precisamente, uno de los focos de tensión que ha habido hasta ahora entre Ciudadanos y PSOE. Aunque nunca ha llegado a ser un obstáculo ni amenaza seria, en el debate de los presupuestos andaluces de 2016 la formación naranja intentó apretar las tuercas a los socialistas a cambio de su sí. Era una de las condiciones que había marcado C´s para apoyar las cuentas y quisieron pelear para que su rebaja fuera una realidad este año y no para 2017. La presión ha continuado desde entonces, porque Ciudadanos había marcado como plazo para llegar a un consenso el 30 de junio.

Quizás esta haya sido la razón por la que la presidenta andaluza, Susana Díaz, no haya querido ser la primera en apuntarse el tanto y ha dejado que sea el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, quien haya hecho el anuncio. Marín ha considerado que con este paso se corrige algo que “era de justicia social”.

Para demostrarlo, ha puesto ejemplos como el caso de una familia con dos hijos. “Cuando su base imponible sea inferior a 500.000 euros, pagarán cero. Hasta ahora suponía que por esos 250.000 euros cada hijo tenía que pagar unos 38.875 euros por la herencia”, ha comentado para señalar que ese mínimo exento, que crecerá “más de un 40%”, ha sido “un caballo de batalla muy duro” en la negociación.

Para Ciudadanos, con este acuerdo se produce un “punto de inflexión” en Andalucía, porque deja de ser la comunidad autónoma “que más pagaban sus ciudadanos por el impuesto de sucesiones y también por el IRPF”, ha defendido Marín, en clara alusión a  que fue Ciudadanos quien logró que se rebajaran dos puntos del IRPF en el tramo autonómico para las rentas de menos de 60.000 euros.

La reforma de este impuesto le viene muy bien a Díaz para esta campaña, al cumplir ya los tres compromisos electorales y de investidura que adoptó en materia fiscal: corregir el error salto del impuesto de sucesiones y donaciones, la bajada de dos puntos en el tramo autonómico del IRPF y la devolución del denominado “céntimo sanitario” a los transportistas.

“Eso da oxígeno a los trabajadores y clases medias”, ha dicho, recalcando que ha habido quienes como el PP han querido hacer “un circo para que los muy ricos en esta tierra no pagaran”, algo a lo que “no estaba dispuesta”. “Estamos en condiciones de decir que quienes más han soportado en esta crisis, a quienes más se les ha apretado el cinturón, al menos en Andalucía, recuperarán derechos, parte de su esfuerzo y estarán en condiciones de contribuir a estimular la actividad económica y el consumo en esta tierra”, ha concluido.

“Insuficiente” para el PP

Los populares emprendieron hace dos meses una intensa campaña en pro de la supresión de este impuesto con recogida de firmas y llevando proposiciones al Parlamento, la última hace apenas quince días 8la bonificación del impuesto al 99%, como ya sucede en Madrid, Galicia, o Cantabria). Por eso, el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, aparte de considerar “insuficiente” el acuerdo de socialistas y C’s, ha criticado que en aquel debate no dijeran nada y lo hagan ahora, “a una semana de cerrar la campaña”. Además, ha considerado que lo han hecho forzados, precisamente, por la presión ejercida por el PP.

La lectura que tienen de esto los populares va más allá de sumar un tanto de cara al electorado. Quieren ver que detrás de este anuncio que el partido de Albert Rivera se posiciona con claridad al lado del PSOE ante un nuevo escenario de pactos postelectorales. “Rivera ha dejado claro que apoyará al PSOE. Ya vimos en el debate que el matrimonio y el acuerdo firmado en la pasada legislatura, el 20 de diciembre, por PSOE y Ciudadanos seguía en vigor y ayer volvió a dejar claro que su apuesta es el PSOE”, ha afirmado Moreno. Por eso ha lanzado una advertencia: los españoles y los andaluces deben saber que votar a Ciudadanos es un “voto indirecto” al PSOE.