CORRUPCIÓN EN CATALUÑA

Anticorrupción pide 5 años para Oriol Pujol por enriquecerse gracias a su influencia política

El menor del clan Pujol-Ferrusola será el primero en ir a juicio por el caso de las ITV.

Oriol Pujol en el Parlament de Cataluña

Oriol Pujol en el Parlament de Cataluña Efe

  1. Corrupción
  2. Oriol Pujol Ferrusola
  3. Jordi Pujol i Soley
  4. Generalitat de Catalunya

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado un escrito de acusación en el caso de las ITV en el que solicita que Oriol Pujol, el más pequeño de los hijos del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, sea condenado a 5 años y dos meses de prisión por cobrar supuestamente comisiones a través de su mujer, Anna Vidal, para favorecer a empresarios amigos.

Oriol puede ser, así, el primero de los miembros del clan Pujol-Ferrusola en sentarse en el banquillo, salvo que llegue a un acuerdo con todas las acusaciones. Anticorrupcion le atribuye delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental. A su mujer la acusa de falsedad y cohecho continuados y pide para ella tres años y cuatro meses de cárcel.

De acuerdo con el escrito de acusación, que se dirige también contra Sergi Alsina, Ricard Puignou, Josep Tous y Sergi Pastor, durante 2011, Josep Tous fue nombrado responsable de diseñar un nuevo plan territorial de estaciones de ITV’s por el Secretario General del Departamento de Industria y Ocupación, Enric Colet i Petit.

La designación del acusado Josep Tous Andreu " se debió a la sugerencia activa realizada por Oriol Pujol Ferrusola, quien se aprovechó de su doble condición de Presidente de su Grupo Parlamentario, cargo que ostentaba desde 16 de diciembre de 2010, y de Secretario General adjunto y posteriormente Secretario General de CDC, cargos que ostentaba desde 15 de enero de 2011 y 24 de marzo de 2012 respectivamente, estando afiliado a este partido el mencionado Secretario General".

El interés del acusado Oriol Pujol Ferrusola en la designación de Josep Tous Andreu vino determinado por el interés también mostrado en dicha designación por su amigo íntimo, el también acusado Sergi Alsina Jiménez a fin de que Tous favoreciese los intereses privados de Ricard Puignou en las negociaciones sobre las estaciones de ITV.

Para beneficiarse de un futuro concurso de estaciones, Puignou habría retribuido mensualmente a Sergi Alsina Jiménez con cantidades que oscilaban entre 11.800,00 euros y 23.600,00 euros entre diciembre de 2010 a febrero de 2012, a cambio de sus influencias políticas porque conocía la íntima relación de éste último con Oriol Pujol Ferrusola.

Sergi Alsina, para ganarse los favores de Josep Tous, le abonó 2.360,00 euros mensuales, desde marzo de 2011 hasta febrero de 2012, dado que en marzo de 2012 se produjo la detención de los acusados por estos hechos.

De acuerdo con Alsina y Tous, Puignou facilitó al segundo la documentación e información necesarias para la elaboración del proyecto que Tous debía de realizar por encargo de la Administración.

El proyecto consistía en denegar la autorización concedida a “Itevelesa, SL”, mercantil adjudicataria del Lote 1 del concurso pendiente de adjudicación, anularlo mediante una revisión de oficio y finalmente ampliar el número de estaciones a un total de veinticuatro, ofreciendo la concesión de determinadas estaciones a las empresas que tenían interpuestos recursos contencioso-administrativos y demás operadoras interesadas al objeto de llegar a un acuerdo.

Según el plan urdido y previendo el aumento del número de estaciones a adjudicar, Sergi Alsina Jiménez y Sergi Pastor, al frente de los cuales estaba Oriol Pujol Ferrusola, constituyeron la sociedad Upprime, al objeto de que se viera favorecida en el reparto de los lotes, aprovechando para ello tanto los acuerdos a los que llegó Tous con las empresas interesadas en el concurso como las influencias políticas de Oriol Pujol.

El plan se vio frustrado al difundirse en los medios de comunicación que se estaba investigando la adjudicación de las ITV.