Albert Rivera

El Gobierno venezolano prohíbe a Rivera reunirse con el alcalde de Caracas

El líder de Ciudadanos sí pudo hablar con Leopoldo López, al tiempo que acusa a Pablo Iglesias de querer "copiar" para España esa "ruina humanitaria".

El líder de Ciudadanos, en la puerta de la residencia de Ledezma.

El líder de Ciudadanos, en la puerta de la residencia de Ledezma.

  1. Albert Rivera
  2. Ciudadanos
  3. Venezuela
  4. Nicolás Maduro
  5. Oposición venezolana
  6. Lilian Tintori
  7. Leopoldo López
  8. Oposición política

Como parte de su agenda en Venezuela, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tenía previsto visitar al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien está preso en su casa. Pero a pesar de las gestiones realizadas le fue impedida la entrada a la residencia de Ledezma.

A las afueras de la residencia, Rivera ha informado que desde la mañana del martes la familia del regidor de la capital había contactado con sus abogados para comunicar la visita y cumplir con las reglas establecidas, pero “nos hemos encontrado que en Venezuela, en Caracas, el alcalde electo por los ciudadanos no sólo es que esté preso, es que está incomunicado, es que no nos dejan verle, no nos dejan escucharle, no nos dejan hablar con él”, ha indicado el diputado español.

Lo ocurrido con Ledezma ha sido interpretado por Rivera como una muestra de lo denunciado horas antes desde el Parlamento venezolano: que no puede haber democracia si los líderes de la oposición o los líderes electos están en la cárcel o bajo régimen penitenciario.

Además, rechazó que al alcalde metropolitano de Caracas no le permitan hablar ni publicar mensajes en las redes sociales.

“Aquellos que dicen que en Venezuela hay una plena democracia, que en Venezuela no hay presos políticos sino golpistas, que en Venezuela hay una normalidad absoluta, les digo hoy he visto algo que no es normal, que no he visto en los 36 años que tengo y que no me esperaba ver en una democracia”, ha agregado en sus declaraciones.

Sintió la "fortaleza" de Leopoldo López

Rivera agradeció a la familia de Ledezma por las gestiones y manifestó irse triste por no haber podido hablar con él. Con quien sí ha podido hablar, brevemente y vía telefónica, es con Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular y quien está detenido en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas. Pudo hacerlo a través de su esposa, Lilian Tintori.

También le ha escrito una carta a López y entregado a Tintori, pero no la han dejado dársela en la prisión donde está recluido. “Ha sido un orgullo poder hablar con él y poder ver la fortaleza que tiene física y mental, y las ganas que tiene de que la democracia venezolana se recupere”.

El líder de Ciudadanos ha informado de que hará lo posible por visitar a los presos políticos que le dé tiempo en su ajustada agenda en Venezuela, como a Daniel Ceballos y a López, pero con la prohibición que ha encontrado con Ledezma “no tengo muchas esperanzas de que el régimen de Maduro nos deje ver a los presos políticos”, ha dicho.

“Si alguien quiere y busca diálogo, ¿qué tipo de diálogo espera si no se pueden visitar a los presos políticos? ¿Qué diálogo espera Maduro si los que queremos buscar la concordia y reconciliación, y ayudar, no podemos ni visitarles? A los que dicen que no hay presos políticos, que vengan aquí y lo vean”, ha reiterado Rivera, quien concluye su visita a Caracas este miércoles.

Duras críticas a Pablo Iglesias

Apenas unas horas antes, Albert Rivera acusó a Pablo Iglesias de acudir a Venezuela "a cobrar" del gobierno chavista a través de la Fundación CEPS vinculada a Podemos, así como pretender "copiar" para España el modelo económico del país sudamericano, que según Rivera es "una ruina humanitaria" y produce "dolor por todos los sitios".

Durante una entrevista al canal 24 Horas de TVE, Rivera ha afirmado desde la capital venezolana, Caracas, que la "sucursal chavista en España", como ha denominado a Podemos, debería "dar explicaciones" sobre su supuesta financiación "con dinero de Maduro", y ha reprochado a Iglesias haber colaborado "estrechamente con el régimen chavista" en vez de "ayudar a sacar a los presos políticos de la cárcel".

"Iglesias venía a Caracas a cobrar dinero para su fundación y a dar formación para el chavismo, para este desastre que estoy viendo con mis propios ojos", ha asegurado.

"Los niños se desmayan"

Tras su primera jornada en Caracas, donde el presidente de Ciudadanos ha intervenido en la Asamblea Nacional de Venezuela recibido por el presidente de la cámara, el opositor Henry Ramos, Rivera ha descrito la situación de Venezuela como un "desastre" consecuencia, en su opinión, de un "modelo obsoleto y preocupante".

"Cuando uno pasea por la ciudad ve largas colas para comprar comida, de tres, cuatro y cinco horas", ha asegurado Rivera, al igual que "tampoco hay medicamentos en los hospitales". El líder de Ciudadanos ha relatado situaciones de estraperlo y de "niños que se desmayan" por carencia de alimentos. "La situación humanitaria es tan delicada que se habla más de esto que de la situación política", según Rivera.