Crisis en Podemos

La oferta de Compromís alimenta las dudas sobre la relación de Iglesias y Errejón

¿Conocía Errejón el último intento que Compromís no comunicó a Iglesias? Tesis contradictorias en Podemos.

Errejón observa a Iglesias este martes en el Congreso.

Errejón observa a Iglesias este martes en el Congreso. Reuters

  1. Compromís
  2. Íñigo Errejón
  3. Mónica Oltra
  4. Pablo Iglesias
  5. Podemos

Eran las 17:04. Así lo prueba la cuenta en Twitter de Íñigo Errejón, número dos de Podemos. En ese momento, el secretario político del partido de Pablo Iglesias publicaba una foto en una mesa junto a Mónica Oltra y reconocía el "gusto" de poder "conversar" en el marco de una visita a Valencia. Errejón aseguraba en las redes sociales compartir "proyectos y esperanzas" con la líder de Compromís.

Tan solo unas horas después, Compromís le ponía el lazo a un movimiento sorpresa que hizo que este martes hizo que se tambalease el tablero político, petrificado hasta entonces por los reproches y apelaciones retóricas al diálogo. Compromís remitía a los principales partidos políticos una última propuesta de investidura, basada en 30 amplios puntos, poco después de explicarla en una emisora de radio.

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, aseguró que la propuesta se había diseñado en Madrid y que sólo al final de la noche se acabó de cerrar en conversación con la Ejecutiva de su partido. Parecía una jugada en solitario y destinada a dejar claro que Compromís se iba a dejar la piel hasta el último segundo.

El PSOE reacciona

La propuesta no llegó a puerto. El PSOE reaccionó con rapidez, dijo que compartía 27 puntos y puso tres condiciones para asegurar dos años de mandato a Pedro Sánchez en un Gobierno socialista con independientes. Pablo Iglesias lo interpretó como un "no" mientras Xavier Domènech (En Comú Podem) o Alberto Garzón (Izquierda Unida-Unidad Popular) se quedaban pasmados.

El último movimiento de Compromís se quedaba en un estallido fulgurante, ruidoso, que asustó algunos y que puso a otros en alerta. Según algunos, una mascletá política que no trajo consigo avances una vez disipado el humo y los ecos del estruendo. A partir de ahí, todo son preguntas.

¿Conocía Pablo Iglesias la propuesta? El líder de Podemos lo negó en una rueda de prensa con una introducción insólitamente corta y sin los golpes de efecto a los que tiene acostumbrados a los medios. "A las doce de la noche estaba durmiendo", dijo. Poco después, las redes se revolvieron.

A la 1:31 de la madrugada el propio Iglesias felicitó (de nuevo a través de Twitter) a los actores galardonados por los premios Max de teatro. "Qué bonito un país con el teatro como parlamento", expresaba. Su equipo acabó aclarando que el mensaje estaba programado y que Iglesias estaba, como dijo en su comparecencia, en brazos de Morfeo.

Errejón y Oltra

¿Podía no conocerla Errejón? Al fin y al cabo, se reunió con Oltra unas horas antes y se pasó el día en Valencia, pero es además el portavoz de Podemos en el Congreso y, por eso, tiene contacto frecuente con Baldoví. Errejón no lo negó en ningún momento. Ni a través de las redes sociales ni en el vídeo de casi cuatro minutos que colgó a última hora de la tarde, para responder a Pedro Sánchez.

Varios portavoces consultados por este diario rechazaron la idea que pronto comenzó a contagiarse como un virus de un teléfono móvil a otro. "En concreto, concreto no la comentaron. Coincidieron en la necesidad de intentar evitar hasta el final una repetición de elecciones, claro", explicaba un miembro de su equipo.

"A él se le comunicó que Compromís iba a intentar agotar el tiempo para lograr un acuerdo y evitar las elecciones" asegura otra fuente, de las personas del entorno de las negociaciones. Según explica, no se habló del documento en sí ni de qué es lo que iba a hacer la formación de Mónica Oltra para agotar las vías. Otras fuentes insisten en que en el encuentro con Oltra no se habló de la iniciativa que luego se plasmaría en el bautizado como acuerdo del Prado porque, aseguran, ni tan siquiera había sido aún comunicada a la portavoz de Compromís.

El PSOE ahonda en la crisis interna de Podemos

"Esto es una jugada de Oltra y Errejón contra Pablo Iglesias", aseguró un miembro de la Ejecutiva del PSOE en conversación con EL ESPAÑOL. Las piezas encajaban en torno a esa tesis, que venía a alimentar las dos cosmovisiones que se enfrentan en Podemos: la de Iglesias y la de Errejón. La que está cómoda con unas nuevas elecciones y un frente de izquierdas con IU y la que recela advirtiendo de que era mejor consolidar la actividad parlamentaria y aguijonear a Sánchez que enfrentarse a unas urnas que pueden suponer un retroceso.

El propio PSOE alimentó la posibilidad de un pacto in extremis con una respuesta rápida, nada improvisada y que introducía tres elementos nuevos. Por primera vez, los socialistas hablaban de sillas. Pedían a cambio de aceptar el pacto un Gobierno del PSOE con independientes, pero no con dirigentes de otras fuerzas. También pedían apoyo durante dos años a Sánchez.

"Esa oferta no se improvisa", aseguró por la tarde un equipo del miembro negociador socialista. "Estaba ahí desde hace tiempo y cuando Compromís movió ficha, nosotros lo intentamos. Porque lo hemos intentado de todas las formas y siempre nos hemos topado con el "no" de Iglesias, que lo que quiere es imponer", explicaba.

Por la tarde, Sánchez se encargó de ahondar en la crisis interna de Podemos arremetiendo contra Iglesias y ensalzando a Errejón. "Allí donde no está Iglesias hemos llegado a acuerdos", dijo en referencia a numerosas alcaldías, entre ellas Madrid o Barcelona. "Y la pena es que hoy el Íñigo Errejón no sea una persona de peso", lamentó.

La oferta se marchitó en cuestión de horas, pero alimenta la tesis de la desconfianza entre Iglesias y Errejón, que comenzó como una grieta, como una disputa casi escolástica sobre los modelos de partido y ha derivado hacia una soterrada y amarga lucha de poder.

Ágape y mistela de Errejón y Oltra

La visita de Íñigo Errejón a Valencia estaba prevista desde el pasado viernes. La formación de Podemos había organizado para este lunes un acto en el Jardín Botánico que fue el escenario del conocido pacto del Botánico que dio el gobierno al socialista Ximo Puig en coalición con Compromís y respaldado por los de Pablo Iglesias.

Se trataba de un acto para visibilizar el cambio político en la Comunidad Valenciana. Errejón debía estar a las 18.45 horas en el Botánico para comparecer ante la prensa. A las 16.54 horas, la portavoz de Compromís, Mónica Oltra, publicó una foto en su perfil de Twitter. En ella aparecía con Errejón en una mesa de una cafetería del centro de Valencia y comentaba: "Día de sol y complicidades con @ierrejon. Soñando futuro". Diez minutos después, el de Podemos publicaba la misma foto con el mensaje ya mencionado.