EL ACUERDO IMPOSIBLE

Sánchez busca el pacto de investidura mientras Iglesias quiere gobernar

El líder de Podemos quiere ir a la reunión para preguntar al PSOE "qué se está negociando". 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El tiempo de la investidura se acorta para Pedro Sánchez, mientras las diferencias con el líder de Podemos cada día son más agudas. Pablo Iglesias no rebaja ni un milímetro sus exigencias. “Si el PSOE quiere gobernar en solitario, que lo diga abiertamente. Pero el Gobierno será plural o no será”, volvió a remarcar el líder de Podemos tras aceptar ir a la reunión a cuatro (PSOE, Podemos, IU y Compromís) que propuso Alberto Garzón para intentar cerrar cuanto antes la investidura del socialista.

El líder de Podemos vuelve a reivindicar su posición, que Podemos gobierne en coalición con el PSOE, apenas dos horas después de que Pedro Sánchez aceptara acudir a la convocatoria propuesta por el líder de IU para pactar “un programa para la investidura”. Con esta reunión, el socialista muestra abiertamente su voluntad de seguir tendiendo puentes con Podemos para intentar que las negociaciones fructifiquen. Sin embargo, el PSOE ha vuelto a marcar el paso a Pablo Iglesias forzándole a que el encuentro sea distinto al que él planteaba: a solas con Pedro Sánchez.

Por su compromiso de someter el acuerdo de Gobierno a sus bases, el PSOE cuenta con muy poco margen para cerrar los flecos de su investidura. El calendario les obliga a tener la propuesta cerrada el martes, para que empiece a votarse el miércoles. Aunque la consulta no es vinculante, su resultado influirá en el comité federal que se celebrará el 29 de febrero o el 1 de marzo y que ratificará el acuerdo al que haya llegado Sánchez. Por eso, fuentes socialistas apuntan a que “seguramente será el lunes” cuando se celebre la reunión propuesta por Garzón.

A ese encuentro está previsto que acudan los equipos negociadores de las formaciones políticas que buscan un consenso: PSOE, Podemos, Izquierda Unida y Compromís. Pero Podemos, como el Partido Popular, aún no ha cerrado quién de su equipo negociará con los demás. El propio Pablo Iglesias quiere negociar todo 'cara a cara' con Pedro Sánchez y así quiere que siga siendo. “Yo tengo interés en verme con Pedro Sánchez y si él fuera a la reunión, yo también asistiría”, comentó tras la reunión que mantuvo con Mónica Oltra, líder de Compromís, este viernes en el Congreso de los Diputados.

"¿Qué se está negociando?"

Pablo Iglesias o su equipo acudirá a la reunión a cuatro con una idea: “Uno tiene que saber qué se está negociando: si se está negociando un Gobierno o una investidura”. Podemos lo tiene claro: sólo dará el apoyo al PSOE si acepta incluirles en el futuro Ejecutivo. “Es lo que han votado los españoles y nos tenemos que poner de acuerdo”. La intención del PSOE es acudir a este encuentro cuando ya tenga cerrado un acuerdo con Ciudadanos. El plazo que se han dado las dos formaciones para culminar un acuerdo es el lunes o el martes como muy tarde.

Para no entorpecer el proceso de la negociación entre PSOE y C´s, Ferraz celebrará el miércoles la Ejecutiva Federal que normalmente se reúne los lunes. Cuando se cierre el pacto definitivo con Albert Rivera, el tiempo empezará a apremiar para los socialistas, que tienen que redactar la pregunta que hará a la militancia en apenas un día para ratificarla en la Ejecutiva del miércoles. Tras esta reunión de los socialistas, abrirán el plazo para que los militantes voten sí o no al acuerdo y el lunes siguiente, el día del cumpleaños de Pedro Sánchez, el comité federal revalidará -o no- el acuerdo. Solo faltarán dos días para la investidura.

PP y Podemos, sin equipo negociador

Pedro Sánchez deja constancia de la poca sintonía que le une a Pablo Iglesias en la misiva que le envía a Alberto Garzón para aceptar la reunión a cuatro en un intento de formar un gobierno progresista y de cambio. “Estamos negociando con todos los partidos que así lo han querido”, en una referencia a que PP y Podemos están trazando la misma estrategia política para que Sánchez fracase en su intento de formar gobierno.

Y no le falta razón. Pablo Iglesias y Mariano Rajoy aún no han desvelado los nombres de sus equipos negociadores y los dos planean desvelar sus cartas el lunes, el día que el PSOE puede escenificar su acuerdo con Ciudadanos. De hecho, Albert Rivera ha convocado a su Ejecutiva el domingo para dar cuenta de los avances en la negociación. Los últimos flecos están a punto de cerrarse.