La fortuna oculta

Por qué Jordi Pujol Ferrusola puede seguir durmiendo en casa

La Fiscalía considera que la medida de prisión no es legítima en este momento de la investigación.

Pujol Jr sale de la Audiencia Nacional.

Pujol Jr sale de la Audiencia Nacional. Efe

Jordi Pujol Ferrusola está a un paso de no poder salir del país. La Fiscalía Anticorrupción solicitó este jueves que se le prohíba salir de España y que se le retire el pasaporte. Ahora, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata debe decidir si acuerda esta medida cautelar. A pesar de ser el primer miembro del 'clan Pujol' para el que se solicitan medidas cautelares, desde ciertos sectores, como el policial, sienten frustración por no ver al hijo mayor del ex presidente de la Generalitat entre rejas.

Las Policía lleva mucho tiempo alertando primero al juez Pablo Ruz y después a su sucesor en el Juzgado, José de la Mata, de que Jordi 'Junior' debía ser detenido y enviado a prisión, dado que hay fundadas sospechas de que ha estado moviendo dinero de sus cuentas a paraísos fiscales una vez iniciadas las investigaciones sobre su patrimonio para ocultarlo a la Justicia y evitar que quedara bloqueado. Además, los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) también tienen acreditado que Jordi Pujol Ferrusola ha estado viajando al extranjero, a países donde tiene cuentas, lo que les ponía en alerta de una posible fuga.

Sin embargo, ni en su momento Ruz ni ahora De la Mata consideran necesarias medidas tan gravosas. Tampoco lo ve la Fiscalía Anticorrupción, que entiende que ahora no es legítimo solicitar su ingreso en prisión. La explicación es que se tuvo que hacer cuando se detectó que estaba cometiendo un posible alzamiento de bienes al mover el dinero de unas cuentas a otras. En ese momento no se hizo y ahora no procede solicitar una medida cautelar que restrinja su libertad.

Entre otros motivos, porque ha comparecido ante la Justicia siempre que se le ha requerido y no hay indicios en la actualidad de que intente fugarse. Aún así, sostienen que el fin de la instrucción se va acercando y, por tanto, ante un eventual juicio y posible condena se debe empezar a controlarle más por lo que es necesario evitar que pueda salir del país.

Podría mover dinero en México o Panamá

Otra de las razones por las que la Fiscalía considera que debe permanecer en España es porque todavía hay comisiones rogatorias pendientes en México, Panamá y Estados Unidos. Y si sigue con libertad de movimientos podría desplazarse allí a intentar mover el dinero que tiene en cuentas de entidades bancarias de esos países para evitar su localización y bloqueo.

La propia defensa de Pujol, después de mostrar su protesta durante la vista en la que la Fiscalía solicitó la medida, dio las gracias a los fiscales por pensar en la "proporcionalidad" de la medida. Según fuentes presentes en el interrogatorio, el hijo mayor de Pujol i Soley había acudido a la Audiencia Nacional ya con el pasaporte en el bolsillo, ante la previsión de que pudieran acordar la medida. Es más, ofreció entregarlo pero se le fue rechazado hasta que el juez no resuelva sobre la petición.

No es la primera vez que hace esta maniobra. El pasado 11 de diciembre, Jordi Jr. acudió a un juzgado de guardia de Barcelona para entregar su pasaporte y demostrar su voluntad de no sustraerse de la Justicia. Sin embargo, el juez se lo rechazó al no existir ningún requerimiento judicial al respecto.

Otras fuentes del caso sin embargo sí consideran que hay suficientes razones por las que el primogénito del ex presidente catalán debía estar en la cárcel. Una de ellas es la afirmación del propio juez en un auto fechado el pasado 30 de diciembre de que Jordi Jr. habría llevado a cabo una operación de blanqueo para alzar bienes y evitar ser bloqueados por la Justicia, comprando una "shell company" en Panamá, traspasando todos sus saldos a ésta en Andorra, para luego transferir todo el dinero a México. De esta manera, evitó que la justicia española embargara cautelarmente 2.435.000 euros.

Alzamiento como Bárcenas

Este movimiento lo justificó como un préstamo pero sin embargo a Andorra entregó documentos que estaban "desfasados" temporalmente. Todos estos hechos, el juez los calificaba de graves, además de apuntalar su "trascendencia social" y la "intensidad" de los indicios existentes.

Estas fuentes del caso recuerdan que esta fue la razón por la que el juez Pablo Ruz, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, acordó el ingreso en prisión del ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, quien permaneció en un centro penitenciario durante un año y medio.

El juez sólo puede decidir sobre las medidas cautelares solicitadas. Es decir, si ninguna parte pide su ingreso en prisión, el magistrado no lo puede acordar. Después de que De la Mata ordenara la entrada y registro de su domicilio el pasado 27 de octubre, el partido Unión Progreso y Democracia (UPyD), que llevaba la acusación popular en el caso, solicitó al juez que citara al primogénito del ex 'molt honorable' y acordara su ingreso en prisión.

Sin embargo, su defensa actuó con rapidez y pidió al juez declarar de manera voluntaria. En este tiempo, y con las elecciones generales por medio, UPyD ha abandonado la causa tras su debacle electoral y, por tanto, no pudo presentarse ante el juez para pedir que Jordi Jr. fuera a prisión.

Se niega a dar datos después de 2007

Así, este jueves acudió a la Audiencia Nacional para declarar voluntariamente por los delitos que se le imputan de blanqueo de capitales, organización criminal y delito fiscal, entre otros. Eso sí, se ha negado ha hablar de ningún movimiento bancario a partir del año 2007. Es la fecha que él determina que el dinero oculto en Andorra en cuentas a su nombre es suyo. Con anterioridad, el dinero que manejaba era de sus hermanos y su madre, para quienes hacía de gestor. Sin embargo, ese año reparte todos los fondos, cuyo origen era un legado de su abuelo -según su versión de los hechos- y lo que le queda en sus cuentas es enteramente suyo.

A juicio de su defensa, a partir de esa fecha el único delito que habría cometido sería el fiscal y las autoridades andorranas han prohibido a la Justicia española utilizar los datos enviados sobre sus movimientos en cuentas bancarias del Principado para investigar ese delito, dado que allí no es penalmente perseguible y, por tanto, no se cumple el requisito de reciprocidad.

El banco defraudó su confianza

Tampoco quiso dar el nombre de su gestor en el banco a partir de esa fecha. Lo que sí explicó es que el gestor Josep María Pallerola le engañó al hacer transferencias a otros clientes a través de sus cuentas para mover dinero de otros sin su conocimiento. Según explicó al juez, él detectó ya en 1994 que en sus cuentas había movimientos que él no había ordenado pero pensó que serían "cosas que hacen los bancos andorranos".

En el marco de confianza con el banco y con su gestor, Pujol Ferrusola explicó que había dejado papeles en blanco para transferencias firmados y que el gestor empleó indebidamente. "Defraudaron mi confianza", explicó ante el magistrado, a quien narró como había sido utilizado por una práctica fraudulenta de la entidad y por lo que actualmente el Andbank está a día de hoy querellado en Andorra por él.

El legado 'fantasma'

Respecto al origen de los fondos guardados en Andorra, Jordi Jr. mantuvo la misma versión que la de su padre, quien declaró el miércoles en calidad de investigado por un delito de blanqueo de capitales. Negó que el origen fuera la corrupción política y explicó que el dinero procedía de un legado dejado por su abuelo Florenci a los nietos y a su nuera, Marta Ferrusola.

El legado, que no herencia, no consta en ningún escrito oficial dado que Florenci también lo tenía oculto a la Hacienda pública. Por esa razón, ningún miembro de la familia Pujol ha podido entregar al juez documentación que acredite su coartada. Pujol Jr. gestionó ese legado, y consiguió multiplicarlo por diez, hasta 2007 que lo repartió entre sus hermanos y su madre.