Proceso soberanista

Puigdemont denuncia la falta de "neutralidad" del Rey ante el independentismo

En una entrevista concedida a El PuntAvui Televisió, el presidente de la Generalitat dice sobre Felipe VI: "No sé si él mismo o alguien le altera la agenda política".

Carles Puigdemont  es investido por el 'president' saliente, Artur Mas.

Carles Puigdemont es investido por el 'president' saliente, Artur Mas. Reuters

  1. Proceso soberanista
  2. Carles Puigdemont
  3. Artur Mas
  4. Generalitat de Catalunya
  5. Felipe VI
  6. Independencia
  7. Cataluña
  8. Política

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado que a Felipe VI le falta "exquisita neutralidad" ante el proceso soberanista porque le ve condicionado por lo que define como agenda política.

"En el momento en que se convierte en rey, no sé si él mismo o alguien le altera la agenda política", ha dicho en una entrevista concedida a El PuntAvui Televisió junto a su antecesor Artur Mas, recogida por Europa Press y que se emite este sábado a las 22.15.

Carles Puigdemont asegura que no pretende ver al rey posicionándose a favor de nada, pero sí esperaba una neutralidad exquisita, que no tiene, porque está "un punto atrapado en su rol", según el presidente.

Cree que una posible causa es que lo que Felipe VI querría hacer o lo que podría hacer como rey "no se corresponde con una agenda política que condiciona excesivamente la figura y le hace perder neutralidad".

Puigdemont le conoció siendo alcalde de Girona y le considera una persona informada, que no se precipita y "entiende la complejidad" de la situación, aunque admite que no le conoce bien porque la relación no ha sido profunda, aunque sí cordial.

Ha constatado que el monarca sí mostró neutralidad como príncipe de Asturias mientras él era alcalde de Girona; y ha destacado que sus discursos en el Foro Impulsa de la ciudad podían suscribirlos mucha gente, además de que en ellos demostraba saber cuál era su rol.

Artur Mas ve 'lógica' la oposición del Rey

Artur Mas también se refiere al monarca, para reconocer que escucha, se informa y "no le asusta el diálogo"; y considera lógico que Felipe VI sea contrario al proceso soberanista. "Dicho esto, nunca me fié de los que me dijeron que él tendría un papel clave para resolver esto en sentido favorable al derecho democrático que tiene cualquier pueblo y nación a decidir su futuro", ha explicado.

Como prueba, ha dicho intuir que "en privado, detrás de las cortinas, ha intentado ablandar alguna posición". "Pero a la hora de la verdad no le veo jugándosela de manera muy clara a favor del respeto a ese derecho o de un pacto o un acuerdo que lo respetase", ha añadido.

Para Mas, el Estado ve a Cataluña como una propiedad, que puede pedir, gritar y salir a la calle, pero sigue siendo suya, y cree que el Rey no actuará de forma distinta: "Sí puedo decir que es una persona que de verdad quisiera que el asunto catalán se resolviese, pero quieren que se resuelva de una manera que para la mayoría del pueblo catalán, hoy por hoy, no es aceptable".

Puigdemont: "He venido para hacer el trabajo"

Ambos han hablado también del futuro inmediato: Puigdemont reitera que no pretende volver a optar a la presidencia una vez que concluya la legislatura excepcional de 18 meses, y Mas reitera que no descarta volver a presentarse. El 'expresident' se considera en la reserva: "Cuando estás en la reserva no tienes por qué volver; de hecho, he estado tantos años en primera línea que yo, objetivamente, no tendría que volver".

Con todo, ha advertido de que, como está en la reserva, serán otros "los que tengan que decidir si a la gente le conviene o no" que él tenga otro papel en el futuro. Pero Puigdemont rechaza repetir en unas eventuales elecciones constituyentes dentro de 18 meses: "He venido para hacer el trabajo".

El presidente considera que el suyo es un trabajo irrepetible, que no tiene continuidad porque "la próxima legislatura, felizmente, no debe tener nada que ver con esta".

Cree que la nueva legislatura requerirá "nuevos perfiles" y, además, confía en la renovación de CDC y en sus métodos de elección de candidatos, para abordar el debate interno de cómo encarar la nueva etapa de Cataluña. "Y no se puede encarar con las mismas herramientas con que hemos encarado esta etapa excepcional. Por tanto, tengo clarísimo cuál es mi rol ahora y cuál será a partir de ese momento", ha dicho.