GUERRA EN EL PSOE

Así es el Comité Federal que decide el futuro del PSOE

Tiene más poder que la Ejecutiva, abundan los dirigentes territoriales. En total, son unos 290 miembros. Está llamado a hacerse cargo del partido cuando naufraga la Ejecutiva. 

Susana Díaz, durante una reunión del Comité Federal del PSOE

Susana Díaz, durante una reunión del Comité Federal del PSOE Reuters

El diván del PSOE se llama Comité Federal. Lo componen unos 290 miembros que se reúnen como mínimo dos veces al año. Se trata del máximo órgano del PSOE entre congresos. Entre sus funciones está "definir la política del partido entre congresos", "examinar la gestión" de la Ejecutiva", "elaborar y aprobar" el programa electoral o "determinar la política de alianzas", según los estatutos del PSOE.

Al comité tiene que someterse toda decisión de calado que tome Pedro Sánchez y su equipo. En un momento de enfrentamiento con buena parte de los dirigentes territoriales, liderados por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, el foro se convierte en un campo de batalla en el que cada apoyo, cuenta.

Entre congreso y congreso pueden transcurrir como máximo cuatro años, por lo que las decisiones más importantes, como la política de pactos, las toma el Comité Federal. Es decir, que tiene más poder que la Ejecutiva, liderada por Pedro Sánchez y que hasta este miércoles tenía 35 (de los que 17 han dimitido), que se encarga del día a día. Sus funciones y composición están reguladas por tres artículos (35-37) de los estatutos del PSOE, el libro de instrucciones del partido.

¿Quién es quién en el Comité Federal?

Si el comité es tan importante, no lo es menos su composición. Este periódico ha intentado, sin éxito, obtener desde hace meses una lista de nombres actualizada. Según la Ejecutiva Federal, el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos impide facilitar el nombre de los cargos orgánicos y militantes designados por las federaciones del partido para tomar las decisiones más importantes de la formación. Fuentes de Ferraz se limitan a cifrar en "alrededor de 300" el número de integrantes.

Sin embargo, los estatutos sí indican una composición que incluye un número de miembros natos: :

-Los miembros de la Ejecutiva federal. Hasta este miércoles eran 35 de los 38 elegidos en el congreso del PSOE de 2014 (tras la muerte de Pedro Zerolo y dos dimisiones). Tras las 17 dimisiones de los críticos, el equipo de Sánchez asegura que la Ejecutiva sigue con 18 miembros. Según él, todos ellos podrían acudir. Sus detractores dicen que en realidad la Ejecutiva está disuelta y sólo tienen asiento en el Comité los que sean miembros por otra vía. 

-Los secretarios generales de cada región.

-Los coordinadores de las seis organizaciones sectoriales (Educación, Medio Ambiente, -Sanidad, Participación, Emprendedores y Sociedad de la Información).

-El secretario general de Juventudes Socialistas y otros cinco miembros.

-Los portavoces en el Congreso, Senado y Parlamento Europeo, el presidente de la FEMP.

-Los ex secretarios generales (Felipe González, Almunia, Zapatero y Rubalcaba), pueden asistir, aunque no lo hacen nunca, pero no tienen derecho a voto.

Además, cada congreso elige un número fijo, en esta ocasión de 66. Entre ellos están muchos históricos del partido. También hay otros designados por el equipo de Pedro Sánchez, ya que ese grupo de miembros se elige en una lista "completa, cerrada y bloqueada", según los estatutos. En esta lista figuran Manuel Chaves, José Antonio Griñán, Elena Valenciano, José Blanco, Eduardo Madina, Trinidad Jiménez, Soraya Rodríguez, Joan Lerma, Rodolfo Artes, Josep Borrell, José Blanco, Marcelino Iglesias, Gaspar Zarrías, Rafael Simancas, Mario Jiménez o José Zaragoza, entre otros.

El resto son elegidos por el partido en cada federación, con como mínimo uno por comunidad autónoma, tres si la comunidad tiene más de una provincia, y más en función de los militantes. Cuantos más militantes tenga, más representantes le corresponden.

La importancia de los barones

La importancia de los distintos territorios es muy destacada en el Comité Federal. Para empezar, porque todos los secretarios generales son miembros natos. Después, porque es en los partidos a nivel regional donde se escoge a los enviados al Comité. Las federaciones con más militantes, como Andalucía, con casi un cuarto de los 193.989 afiliados que tiene el partido reconocía en junio en el último proceso de primarias.

En la práctica, los miembros del comité que corresponden a la cuota territorial suelen votar lo mismo que sus secretarios generales y es en la lista de representantes escogidos en el congreso donde los díscolos y antiguos dirigentes pueden lograr acomodo. Sin embargo, si se pide y se aprueba una votación secreta, los equilibrios podrían cambiar. 

Por ese motivo, dirigentes territoriales o "barones" como Susana Díaz, Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Ximo Puig (Comunidad Valenciana) o Guillermo Fernández Vara (Extremadura) tienen mucho más peso que el suyo propio. Su opinión suele ser la de los militantes de su comunidad autónoma.