GUERRA EN EL PSOE

Díaz ultima la cuenta atrás para hacerse con el timón del PSOE

Partidarios de Sánchez y de la presidenta andaluza utilizan la repetición de elecciones en Cataluña para atacarse.

Susana Díaz, en la última reunión del Comité Federal, en Madrid.

Susana Díaz, en la última reunión del Comité Federal, en Madrid. EFE

La más que probable repetición de elecciones en Cataluña se ha sentido en el PSOE como un estruendo lejano, como una explosión a distancia del campo de batalla donde partidarios del secretario general, Pedro Sánchez, y de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, comienzan a alinear las tropas para disputarse el liderazgo del PSOE.

Una docena de destacados miembros del Comité Federal socialista consultados por EL ESPAÑOL confirmaron los movimientos de ambos sectores, que se han pasado la última semana sondeando a los distintos cargos del partido sobre sus preferencias. El Comité Federal es la máxima autoridad del PSOE entre congresos y manda más que el equipo de Sánchez. En realidad, es el que traza la trayectoria por la que puede moverse la Ejecutiva y el que convoca el congreso en el que se renuevan los órganos del partido. En su última reunión, celebrada el lunes de la semana pasada, autorizó al actual líder a negociar su investidura si fracasa Mariano Rajoy, pero siempre que no lo haga con fuerzas que defiendan un referéndum de autodeterminación en Cataluña. La resolución era una línea roja en toda regla frente a Podemos. 

¿Perjudica o beneficia a Sánchez la más que posible repetición de las elecciones en Cataluña? "El choque de trenes es ya inevitable. Sólo falta por fijar la fecha en el calendario", asegura una fuente conocedora de los planes de Díaz, que en privado lleva meses consultando a unos y otros sobre el cuándo y el cómo. Este lunes, los análisis divergían entre partidarios de Sánchez y de Díaz en torno a tres asuntos: una gran coalición con el PP, la convocatoria del congreso en marzo y la negociación con Podemos.

El fantasma de la gran coalición

La repetición de elecciones aleja en teoría el fantasma de una gran coalición de PP y PSOE, descartada formalmente por los socialistas, pero que en las últimas horas ha resurgido en informaciones periodísticas que especulan con una posible luz verde de Díaz a la operación. Sin embargo, el Comité Federal ya ha declarado en un documento apoyado casi por unanimidad que el PSOE no facilitará la investidura de Rajoy ni otros candidatos del PP.

Qué dicen los susanistas: Los partidarios de que la presidenta andaluza tome las riendas atribuyen al equipo de Sánchez el rumor y lamentan que sólo puede beneficiar al PP y a Podemos. Según los próximos a Díaz, entre los que se encuentran los máximos dirigentes territoriales y a la vez presidentes autonómicos de la Comunidad Valenciana, Extremadura, Castilla-La Mancha o Asturias, sólo la llegada a la dirección de Díaz y la repetición de elecciones podría enderezar el rumbo del partido y mejorar el resultado del 20-D.

Qué dicen los sanchistas: Según un dirigente territorial, la convocatoria de nuevas elecciones catalanas "bajará la presión en favor de la gran coalición" que un acuerdo entre Junts pel sí y la CUP "hubiese impulsado". Como la incomunicación de Ferraz con Díaz es total, en el equipo de Sánchez no se descarta que ésta fuerce un apoyo a última hora a Rajoy, aunque fuese a través de la abstención. De materializarse, supondría la puntilla al actual líder y se aceleraría la llegada de Díaz, aunque tal posibilidad es remota. En cualquier caso, situar a Díaz más cerca de Rajoy que de Podemos desgasta a la presidenta andaluza, que tendrá que reivindicar su progresismo. 

La fecha del congreso que renovará el PSOE

Qué dicen los susanistas: Los partidarios de Díaz preparan ya el Comité Federal que fijará una fecha para el congreso. Sin embargo, según los estatutos del PSOE, el órgano "puede ser convocado con carácter extraordinario cuando lo juzgue conveniente la Comisión Ejecutiva o lo soliciten, al menos, un tercio de sus componentes", algo que obliga a recoger firmas a los partidarios de acelerar la celebración del congreso (ver artículo 37). El congreso requiere logística y preparación y según las normas del PSOE debe decidirse con al menos 60 días de antelación. 

Por ese motivo, Díaz y sus barones afines tienen previsto recoger firmas en los próximos días para que pueda convocarse la reunión del Comité Federal y, dos meses después, el congreso. "Las firmas estarían después de Reyes", según los próximos a Díaz, por lo que la reunión del Comité, al que están convocados dos centenares de cargos de toda España, podría celebrarse a mediados o finales de mes. El congreso se celebraría a partir de la segunda quincena de marzo o principios de abril. "En cualquier caso, siempre antes de las elecciones", señala una fuente próxima a Díaz. 

Qué dicen los sanchistas: Para la Ejecutiva, el congreso puede esperar. Sánchez sabe que su convocatoria lo obligará a invertir una ingente cantidad de energía para intentar ganarlo. Los barones, las fuerzas vivas del partido tras la Ejecutiva, están mayoritariamente con Díaz. En el último congreso, que contó con el voto secreto de todos los militantes, ninguna federación votó en contra del candidato que el líder regional prefería. Entonces, Díaz y la mayoría de barones apostaron por Sánchez. Ahora, Díaz y más barones que los que apoyaron al actual líder pujarían por la andaluza. "La repetición de las elecciones catalanas ayuda. ¿Cómo vamos a recoger avales y hacer campaña en el PSOE sin que haya Gobierno en España y en plena campaña electoral catalana?", se pregunta un miembro de la Ejecutiva. 

La negociación con Podemos

Qué dicen los susanistas: El domingo, Díaz adivirtió a Podemos de que no puede participar en el Gobierno de Sánchez si "está dispuesto a romper" el país con un referéndum de secesión. "Lecciones ninguna, Iglesias", apostilló. 

Este lunes fueron dos de sus próximos los que reavivaron las críticas. Primero fue el cabeza de lista por Sevilla y miembro de la Ejecutiva de Sánchez, Antonio Pradas:

Unas horas más tarde, la secretaria general del PSOE de Sevilla y una de las confidentes de Díaz:

En privado, los que ven inevitable la llegada de Díaz a la dirección federal consideran que "las negociaciones con Podemos serán ya imposibles. Iglesias estará ahora amarrado a Colau durante meses" por la repetición de las elecciones catalanas en las que la alcaldesa de Barcelona podría ser hasta cabeza de cartel. 

El referéndum en Cataluña es la línea roja del PSOE, pero también la de Colau para apoyar a Pablo Iglesias. Con elecciones a la vista y tras la victoria de la lista de la alcaldesa en las elecciones generales, el acuerdo está cada vez más lejos. 

Qué dicen los sanchistas: Los próximos a Sánchez reconocen que la repetición de elecciones no favorece las negociaciones con Podemos, pero también aseguran que un retraso en el congreso del PSOE podría dar más tiempo al actual líder para intentarlo. Sánchez tiene que lograr el apoyo de Podemos y sus aliados territoriales y aspira además a la abstención de Ciudadanos.