Atentado en París

Dos de los españoles dados por muertos en París están vivos

Un error de identificación llevó a pensar que Alberto Pardo Touceda estaba entre las víctimas. Jorge Alonso de Celada tampoco murió en los atentados, estaba paseando por París.

Parisinos homenajean a los fallecidos a las puertas del restaurante La Carillon

Parisinos homenajean a los fallecidos a las puertas del restaurante La Carillon Reuters

La confusión en torno a los fallecidos españoles en los atentados de París del viernes ha sido total durante el domingo. Fuentes diplomáticas citadas por la agencia Efe habían informado de que Alberto Pardo Touceda y Jorge Alonso de Celada estaban entre las cuatro víctimas de las que se habló en un principio. Sin embargo, a lo largo del domingo varias informaciones procedentes de los propios familiares ponían en duda la veracidad de ambos fallecimientos.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, en el caso de Pardo Touceda el error radica en un fallo de identificación, ya que había extraviado su documento de identidad. La magnitud de la tragedia ha contribuido a generar más confusión, según explican fuentes diplomáticas a Europa Press. 

Alberto Pardo, natural de Pontevedra, denunció la pérdida de su DNI en Burdeos el año 2012. Al parecer, su documento fue falsificado suplantando la fotografía original y es el que ha sido hallado en uno de los cadáveres. La Embajada española en Francia ha confirmado que "está vivo y en contacto con el Consulado español" de París. Horas antes, su madre aseguró que había contactado con él este domingo y le había confirmado que ni siquiera estaba en París el viernes, sino en Estrasburgo, donde vivía con su novia.

El caso de Jorge Alonso de Celada fue más confuso. El Ministerio de Exteriores dijo desconocer su paradero, por lo que no pudo confirmar durante la tarde que estuviera entre los fallecidos. Finalmente, el español, que se encuentra de viaje de turismo en París hasta el martes, telefoneó a su mujer para decirle que se encuentra bien, según confirmaron a Efe fuentes familiares. Su hijo, Jorge Alonso de Celada, dijo que había recibido dos correos electrónicos de su padre el sábado en los que le informaba de que estaba "perfectamente". 

Según su relato, mandó un correo electrónico a su padre para interesarse por su situación y no había logrado contactar con él tras el atentado del pasado viernes. En un primer mensaje, recibido el sábado alrededor de las 20.50 horas, su hijo le comentó que tenía problemas con su teléfono móvil. "No te preocupes, estoy perfectamente", afirmó. Tras recibir la respuesta de su hijo, el padre vuelve a escribirle un segundo correo tranquilizador en el que explicaba que se había enterado tarde de los atentados porque "París es muy grande".

Incluso el hotel donde se aloja comunicó a la familia que la mañana del domingo salió a dar un paseo. 

Dos fallecidos confirmados

Tras la confusión, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha afirmado desde Turquía que, en este momento, sólo está en condiciones de confirmar la muerte de un español, Juan Alberto González Garrido, en los atentados terroristas del pasado viernes en París.

El madrileño de 29 años falleció en el asalto a la sala Bataclan, que en la noche del viernes acogía a la banda californiana Eagles of the Death Metal. 

Exteriores ha confirmado el lunes por la mañana también el fallecimiento de la la hispano-mexicana Michelle Gil Jaimes.