26J QUEREMOS GOBERNAR

"Una coalición entre PP y Podemos podría ser una cosa bastante notable"

Rajoy vuelve a activar la pinza con Pablo Iglesias en su entrevista con cinco niños y Ana Rosa Quintana. 

Rajoy ha sido el último candidato en someterse a las preguntas de los pequeños en Telecinco

Rajoy ha sido el último candidato en someterse a las preguntas de los pequeños en Telecinco

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. PP Partido Popular
  3. Televisión
  4. Ana Rosa Quintana

Con cierta soltura y algún que otro chiste, Mariano Rajoy se ha enfrentado durante treinta minutos a las preguntas de Esther, Pablo, Sofía, Timi y Darío, cinco niños que le han sometido a un interrogatorio bastante cómodo para el presidente del Gobierno en funciones, que mostró su lado más amable en prime time. En una de las preguntas, uno de los chavales le cuestionó sobre con quién pactaría para mantener el Ejecutivo, y el líder del PP aprovechó para reavivar la pinza con Podemos con la que pretende ganar las elecciones. "Una coalición entre PP y Podemos podría ser una cosa bastante notable", añadió. 

Rajoy mostró su lado más cariñoso con los pequeños entrevistadores que, como si tuvieran escrito de antemano el guion, pasaron de puntillas por los temas más escabrosos para el presidente del Gobierno en funciones. Hubo una única cuestión sobre la corrupción que tanto daño ha hecho al PP y una tajante respuesta: "No, nunca he cobrado dinero negro". Sobre "por qué hay tanto miembros de corrupción en su partido", el líder conservador reconoció que "nadie es perfecto, ni en mi partido ni en el resto ni en la sociedad en general", pero volvió a hacer hincapié en que "la mayoría de las personas son decentes y honradas". 

Timi, el más pequeño de los chiquillos, comenzó la intervención inicial diciéndole que "nunca te jubiles", una afirmación que gustó "mucho" al presidente, sobre todo tras los insistentes mensajes sobre su salida del Gobierno para facilitar la investidura de un miembro del PP. Mariano Rajoy machacó en más de una ocasión que "debe gobernar la persona que los españoles quieran", en una clara alusión a que quien encabece la lista más votada (seguramente será la suya) deberá tener las facilidades de los demás partidos. Además, reconoció que "en minoría se puede gobernar, pero es muy difícil". Una muestra más de que, tras el 26J, buscará un acuerdo de Gobierno y no solo un apoyo de investidura.

Con las intervenciones de los muchachos, Mariano Rajoy pudo confesar que posee dos casas y dos locales, pero que son inmuebles "pequeñitos", y que le gusta el chocolate. También que Sergio Ramos y Andrés Iniesta ganan mucho más que un presidente del Gobierno. "En cualquier caso, son muy buenos", matizó. 

La pregunta de Soraya

Durante la entrevista, que dirigió la periodista Ana Rosa Quintana, uno de los colaboradores del programa compartió con Soraya Sáenz de Santamaría debilidades y fortalezas de su jefe. Según la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Rajoy tiene "una caligrafía horrorosa" y "ha hecho un esfuerzo tremendo con los idiomas". Una de las fortalezas que más destaca su 'número dos' es "la resistencia física y mental" del presidente. "¿Por qué eres tú el candidato a presidente y no Soraya?", le soltó uno de los chavales. "Porque el partido me eligió a mí presidente", zanjó Rajoy. 

Sáenz de Santamaría le preguntó cuál es la pregunta más comprometida que le han hecho sus hijos, a lo que Rajoy respondió que por qué "hay tanta gente que se mete contigo". Fue en este punto donde el líder del PP reconoció que "hay mucha gente que no comparte las cosas que yo hago y otras que no soy capaz de explicarlas bien". 

Rajoy no dio puntada sin hilo en ninguna de sus respuestas. Habló a los niños de que él defiende la educación concertada, "porque la educación te hace ser más bueno, más sensible, mejor persona y te da conocimientos". También hizo referencia a que lo que suceda en Cataluña "lo tenemos que decidir entre todos los españoles" y se comprometió a bajar el impuesto "de la renta y el de sociedades". 

Ni afeitarse ni dejarse coleta

Pablo, el miniMariano que apareció en el último tramo del programa, intentó que Rajoy se comprometiera a afeitarse la barba o dejarse coleta si revalidaba su cargo, pero el líder del PP no apretó su mano. La única promesa que le hizo es llevar unas gafas de repuesto en la campaña electoral "por si las moscas". Rajoy quitó todo el hierro que pudo al puñetazo que un adolescente le dio en Pontevedra durante la campaña pasada y aleccionó a los chavales que tenía al lado: "Lo importante es que en la vida nadie haga eso, porque esas cosas no son buenas para nada y no ganan nada". Palabra de presidente.