Elecciones generales

Iglesias promete un referéndum en Cataluña en un año

El candidato de Podemos a la Moncloa defiende en Barcelona la “urgencia” de celebrar una consulta en Cataluña.

El líder de Podemos este martes en un acto elector en Palma de Mallorca. Enrique Calvo / Reuters

El líder de Podemos este martes en un acto elector en Palma de Mallorca. Enrique Calvo / Reuters

La defensa de un referéndum independentista en Cataluña es una de las principales bazas que han proyectado a Podemos hasta el primer puesto en las encuestas en esta comunidad. El candidato de la formación lila a la Moncloa lo sabe y este miércoles ha defendido encarecidamente esta consulta ante una parte del empresariado catalán en un almuerzo organizado por La Vanguardia.

“El referéndum es urgente, una prioridad”, ha asegurado Pablo Iglesias ante un centenar de personas que han acudido al lujoso Hotel Palace para escucharle. El líder de la formación emergente ha defendido la celebración de esta consulta durante el primer año de su legislatura. “Más de un año me parecería no asumir la actualidad de una cuestión que se podría haber resuelto hace tiempo”, ha remachado.

Iglesias ha precisado que sólo los catalanes deberían votar en este referéndum y ha añadido que, a su entender, no es necesaria una reforma constitucional para llevarlo a cabo ya que hay “vías jurídicas” que lo permiten. Iglesias ha citado la ley orgánica que regula los referéndums así como una sentencia del Tribunal Constitucional de 2014 que emplaza tanto al Congreso de los diputados como al Parlament catalán a encontrar una solución política al desafío soberanista. “Ambas cosas abren la posibilidad de que una consulta se produzca”, ha afirmado. “Esto no cambia el hecho de que, si además de esto, hay que cambiar la Constitución, se le pregunte a todos los españoles”, ha explicado

Reforma constitucional y consulta popular

Ante las preguntas de si este referéndum iba incluido en la reforma Constitucional o se podría celebrar antes, Iglesias ha respondido que puede ir antes pero que ambas cosas son simultáneas. “Esto no implica que sean a la misma hora y el mismo día”, ha precisado.

“Se puede producir un referéndum que no se puede separar políticamente de un conjunto de cambios que se tienen que producir en España”. Iglesias, además, cree que si él fuese presidente las reclamaciones soberanistas bajarían de tono. “Como presidente les diría a los catalanes que estamos haciendo una España distinta en la que se busque un mejor encaje para los catalanes, pero la decisión corresponde únicamente al pueblo catalán”, ha añadido.

No es para "romper". Es para "construir"

También se ha cuestionado a Iglesias por cómo reaccionaría en el caso de que ganara la opción independentista, ya que esto ya no lo contempla la Constitución. “Si hay una amplia mayoría de catalanes que no quieren tener ninguna relación con España creo que no se pueden poner puertas al campo”, ha respondido Iglesias. “Pero mi intuición es que el problema fundamental es de encaje de Cataluña como nación en el conjunto de España. Nosotros no pensamos que un referéndum sea para romper, sino para construir un futuro colectivo distinto”.

Según Iglesias, la defensa de un referéndum catalán no le resta votos en el resto de España y ha asegurado que hay muchos españoles que están de acuerdo en la celebración de esta consulta. “No todos los españoles son como los tertulianos de 13 tv o Intereconomía”, ha explicado.

El candidato de Podemos también ha negado que estas palabras vayan a quedar como las del expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando prometió que apoyaría el Estatuto de Autonomía que aprobase el Parlament. “Lo que dijo Zapatero fue muy prudente y creo que si ese Estatuto se pudiera aplicar algunas cosas no habrían ocurrido”.