ELECCIONES GENERALES

La estrategia de Podemos para remontar en cinco mensajes clave

En cincuenta días, Iglesias ha pasado del “cansancio” en 'Salvados' a la victoria en el debate a cuatro.

Pablo Iglesias, en un acto celebrado en Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Pablo Iglesias, en un acto celebrado en Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Cuando Pablo Iglesias fue claramente derrotado por Albert Rivera en Salvados, el pasado 18 de octubre, las expectativas no eran halagüeñas para Podemos. Su líder aparecía “cansado” y las encuestas solo invitaban al pesimismo. Cincuenta días después, el candidato del partido morado ha recuperado el pulso y existe quorum sobre su victoria en el debate a cuatro emitido por Atresmedia este lunes. En este cambio de tendencia han tenido mucho que ver los mensajes elegidos y repetidos tanto por el candidato como por el resto de líderes de Podemos.

1. “Las garantías constitucionales”. Un mes antes de iniciarse la campaña electoral, el Consejo Ciudadano de Podemos presentó sus principales propuestas en forma de cinco “garantías constitucionales”: la reforma de la ley electoral, el cambio en la ley del Poder Judicial, el blindaje de los derechos sociales básicos, la lucha contra la corrupción (que incluye prohibir las puertas giratorias) y la cuestión territorial, con un plan de referéndum para Cataluña. Desde entonces, Pablo Iglesias, siempre con la mano abierta, no para de repetir esta frase: “Nosotros no hacemos promesas, porque en campaña se hacen muchas, nosotros proponemos garantías, cinco garantías constitucionales”.

La moderación

Estas palabras, repetidas machaconamente durante este inicio de la campaña, son la mejor expresión de la moderación del partido morado en los últimos meses, puesto que Iglesias y sus correligionarios ya no apuestan por cambios radicales, sino por “reformas”; igualmente, ya no descalifican a la Constitución y la Transición, sino que aplauden a ambas y, en cambio, censuran a las élites políticas que a su juicio han desnaturalizado el significado de esas palabras.

2. “La remontada”. Si se contabilizasen los eslóganes que más ha repetido Pablo Iglesias en la última semana, seguramente el lema que encabezaría la clasificación sería “huele a remontada”. Fue el pasado 2 de noviembre, durante un acto celebrado en Getafe, cuando el propio secretario general de Podemos y su número dos, Íñigo Errejón, apelaron por primera vez a la posibilidad de una remontada de su formación. Entonces podía parecer solo eso, un eslogan vacuo para azuzar las esperanzas de sus bases, un tanto deprimidas por los resultados que mostraban todos los sondeos. Ahora, tras los debates electorales y los primeros días de campaña, no parece que sea una boutade.

3. “La Operación Menina”. Durante los primeros días de campaña, Iglesias y su fiel escudero Errejón han sabido espaciar sus mensajes, de forma que han guardado alguna bala dialéctica para cada mitin. El pasado sábado, en un acto celebrado en Málaga, el candidato de Podemos se sacó de la chistera la expresión “Operación Menina”, que sería, según él dijo, un plan para hacer presidenta tras las elecciones a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con los votos de Albert Rivera.

Esos dos términos utilizados por Iglesias pronto hicieron fortuna en todos los medios de comunicación. Hasta el punto de que la propia vicepresidenta tuvo que responder sobre la posible existencia de esta operación en su visita al Congreso por los actos de la Constitución el pasado domingo. No hacía falta que la “Operación Menina” fuera cierta, solo se trataba de marcar la agenda política. Y Podemos lo logró. El propio autor de la frase reconocía este martes en una entrevista radiofónica que solo se había limitado a leer en internet una expresión que algunos atribuyen al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo.

Dos momentos del debate

4. “Luis, sé fuerte”. Pablo Iglesias no tiene el copyright de esta frase. Como reveló El Mundo en verano de 2013, Mariano Rajoy envió varios mensajes de texto a Luis Bárcenas cuando ya se había publicado que el ex tesorero del PP tenía cuentas en Suiza. En uno de esos SMS, Rajoy le decía al imputado “Luis, sé fuerte”. El candidato de Podemos utilizó esta frase en el debate del pasado lunes en un rifirrafe que mantuvo con Soraya Sáenz de Santamaría, quien solo acertó a contestar “Monedero, paga”, en referencia a los asuntos fiscales que se publicaron a principios de este año sobre el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero.

El momento en que Iglesias afeó a Soraya la corrupción del PP fue uno de los más intensos del debate a cuatro. Y solo hay que echar un vistazo a las redes sociales o los medios para comprobar que la utilización de esa expresión fue uno de los grandes aciertos del candidato de Podemos.

5. “Sonreíd, que sí se puede”. También existe un acuerdo generalizado acerca de que la última intervención de Iglesias en el debate fue seguramente su momento más brillante. En su discurso, sin duda el más emotivo de los cuatro que se escucharon, primero recordó a los espectadores una serie de casos de corrupción y de gestión nefasta acaecidos con gobiernos de PP y PSOE. Y, por último, pidió a quienes le veían que sonrieran. Su última frase fue “sonreíd, que sí se puede”. Un mensaje de esperanza para alimentar esa “remontada” que sigue pareciendo complicada, pero menos imposible.