MOTOCICLISMO

La curva que mató a Luis Salom divide al Mundial de MotoGP

La Comisión de Seguridad de Assen aborda el futuro de Montmeló, donde el piloto falleció hace tres semanas.

Momento del traslado de Luis Salom tras su accidente en Montmeló.

Momento del traslado de Luis Salom tras su accidente en Montmeló. Efe

  1. Motociclismo
  2. Mundial de Motociclismo
  3. Luis Salom

Ya han transcurrido tres semanas y aún no se han revelado las causas que provocaron el accidente mortal de Luis Salom en la curva 12 del circuito de Montmeló. Tras el fallecimiento del piloto de Moto2, se puso en marcha una investigación oficial, integrada por miembros de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) y de Dirección de Carrera, que todavía no ha expresado públicamente sus conclusiones. Tres días después del fallecimiento de Salom, el equipo SAG de Edu Perales emitió un comunicado en el que aseguraban que un bache en la fatídica curva fue el causante de la caída tras examinar la telemetría de la Kalex del piloto español. Una teoría de la que han dudado la mayoría de los pilotos de MotoGP.

En la Comisión de Seguridad que se ha celebrado en el circuito de Assen, en la que en esta ocasión sí han acudido Valentino Rossi y Jorge Lorenzo –ausentes en la celebrada en Montmeló poco después del fallecimiento de Salom-, se han debatido los cambios que los pilotos consideran necesario para que la pista catalana sea un circuito más seguro, aunque no se ha tomado una decisión definitiva.

Las opciones que se barajan son mantener el trazado de la Fórmula 1, que se utilizó como medida de urgencia tras el fallecimiento del piloto español, pero adaptando las dos curvas a MotoGP moviendo la grada y poniendo grava. También se ha barajado la posibilidad de conservar el dibujo habitual de las motos, pero ampliando la escapatoria de la curva 12.

“Para mí la cosa está muy clara. Hay que hacerlo de la mejor manera. Al final la escapatoria de esas curvas [11 y 12] era así porque en Montmeló no había más espacio. Podemos mantener el circuito así y mejorar la curva 13, porque es de izquierdas, hace un poco de bajada y es muy estrecha. Además, el muro está bastante cerca, así que si pudiéramos abrir esa zona para mí sería un punto mucho más seguro”, explica Marc Márquez, partidario de mantener el trazado que se emplea en la Fórmula 1.

Un punto de vista que no coincide con el de Jorge Lorenzo. “No opino lo mismo que Marc. Para mí, el antiguo trazado iba muy bien. Simplemente, hay que abrir un poco de distancia con los muros en la curva 9, porque para mí es bastante peligroso en la categoría de MotoGP”, razona el vigente campeón del mundo de MotoGP, que coincide con su compañero de equipo en la idea de mantener el dibujo habitual de las motos siempre y cuando se mejoren las escapatorias.

“Bajo mi punto de vista, tenemos que entender si tenemos la posibilidad de usar el circuito normal de MotoGP porque considero que sería mejor. No es suficiente con tener un poco más de grava donde Salom cayó. Con grava, aunque no haya asfalto, la situación puede mejorar pero no lo suficiente. Si hay que utilizar esa curva, se necesita más escapatoria y, en ese caso, tienen que mover las gradas”, valora Valentino Rossi.

Dorna, la empresa promotora del campeonato del mundo de MotoGP, junto con los responsables del circuito Barcelona-Cataluña, realizarán un estudio para valorar la viabilidad de las diferentes opciones y después los pilotos decidirán. Todavía queda mucho por hacer y, dentro de tres semanas, en el circuito alemán de Sachsenring continuará el debate.