Deporte femenino

Ana Rossell, una marca de éxito para impulsar el fútbol femenino

La madrileña creó AR10, una empresa que poco a poco ha cumplido su objetivo: que ninguna niña se quede sin jugar al fútbol. Hoy son los referentes en el sector mezclando gestión, formación, consultoría y tecnología. 

Ana Rossell, CEO de AR10, en el Bernabéu.

Ana Rossell, CEO de AR10, en el Bernabéu.

  1. Deporte femenino
  2. Futbolistas
  3. Mujeres

“Que ninguna niña se quede sin jugar al fútbol”. Este era el sueño de Ana Rossell hace tres años. Algo, a priori, muy sencillo, pero, a posteriori, realmente complicado. Y de esa idea surgió, más o menos, AR10, una empresa de gestión de fútbol que desde su creación busca precisamente eso: impulsar el crecimiento y profesionalización del deporte femenino como oportunidad social y empresarial. Y lo cierto es que, pasado el tiempo, ella está cerca de su objetivo. Le queda mucho, pero los avances, a estas alturas, son visibles y reales. Como ella misma confiesa, al fin y al cabo, “lo imposible, sólo tarda un poco más…”. Pero, para comprender lo que ha logrado, toca ir por partes.

Ana Rossell (Madrid, 1980) jugó en el Canillas, en el Atlético Féminas y, después, de forma mas amateur, en el Villa Rosa, el Torrejón y el Avance, entre otros. De ahí, de su pasión, le surgió una necesidad: cambiar el fútbol femenino, hacerlo crecer. Y a eso dedicó sus esfuerzos: hizo un Máster en Gestión Deportiva en la RFEF (Real Federación Española de Fútbol) y presentó un proyecto que a día de hoy es una realidad: crear un equipo de fútbol. Un trabajo que, por cierto, fue elegido como el mejor en el centro de Estudios Deportivos Internacionales de la FIFA. Un éxito para esta abogada de profesión y directora deportiva que, además, también tiene el título de entrenadora.

A raíz de su éxito, Ana Rossell creó AR10, de la que es CEO, una empresa de gestión deportiva que sólo se dedica al fútbol femenino, con un objetivo claro: hacer las cosas de forma profesional y creando estructuras para la práctica del fútbol. Pero, sobre todo, persiguiendo que ninguna niña –por el motivo que fuera– se quedara sin jugar. Y, dicho y hecho, se puso manos a la obra –junto a personas de confianza– y convirtió aquello en realidad. “He visto a lo largo de mi carrera como muchas compañeras se quedaban por el camino por no poder compatibilizar el deporte con otras cosas y lo que busco es que no vuelva a ocurrir”, confiesa en conversación con EL ESPAÑOL.

Así, AR10 se ha convertido, en apenas tres años, en el nexo de unión de todos los agentes que rodean al fútbol femenino. “Lo que buscamos es que la gente acuda a nosotros cuando no tenga soluciones a sus problemas y, por otra parte, dedicarnos exclusivamente al fútbol femenino porque pensamos que es un terreno inexplorado e inexplotado”, confiesa Ana. Y, para convertir todo ello en realidad, AR10 desarrolla su labor a través de cuatro áreas de negocio: gestión, formación, consultoría y tecnología.

AR10 SOCCER TALENT

Ana Rossell y su equipo crearon AR10 Soccer Talent, una academia de alto rendimiento donde los sábados o los domingos –depende de los partidos– se reúnen dos grupos, uno de alto rendimiento –las jugadoras con más talento– y otro de iniciación. Todas ellas trabajan la tecnificación y, cada mes, dan importancia a un valor a modo de enseñanza. Una formación que ha sido homologada ya por la Universidad Camilo José Cela y por el Global Sport Innovation Center (GSIC) de Microsoft. Con un resultado deportivo claro: cada año son invitados a participar en torneos internacionales.

Academia AR10 Soccer talent,

Academia AR10 Soccer talent,

A todo esto, hay que añadirle su Club de fútbol. AR10 comenzó a gestionar, en un principio, la sección de fútbol femenino del CD Canillas, pero, llegado el momento, convirtió dicha entidad en el CD Tacón, club de Segunda División cuyo objetivo es subir a Primera. Un club, además, que posee una estructura profesional y cuenta con su propia cantera (dos juveniles y un infantil). Es el único Club de la categoría que cuenta con un Director deportivo titulado que ejerce como tal. Es el caso de Manuel Merinero, también licenciado en ADE y MBA con el título de entrenador. Pero no sólo hacen eso, sino que también organizan stages para clubes extranjeros.

Academia AR10 Soccer talent.

Academia AR10 Soccer talent.

FORMACIÓN PARA GARANTIZAR EL FUTURO

Además de lo propiamente deportivo, AR10 ha impulsado también la creación de un curso gestionado por la Universidad Francisco de Vitoria que sirve para especializar a los entrenadores en fútbol femenino, un título complementario al de entrenador. Y, por otra parte, busca que muchas de las jugadoras, aquellas que lo deseen, opten a una beca para estudiar en Estados Unidos –a veces del 100%–, donde el fútbol es el deporte más practicado entre las mujeres.

Todo esto, lo hacen al mismo tiempo que asesoran a otras federaciones para crear sus ligas (por ejemplo, están intentándolo con la de Colombia) y tienen previsto entrar en Croacia. O, por ejemplo, representan a jugadoras –en una alianza estratégica con RR Soccer Management Agency, la agencia de René Ramos (hermano del jugador del Real Madrid, Sergio Ramos)–. Y, por último, impulsan, entre otras muchas cosas, una página web exclusiva de deporte femenino (todofutboleras.com) o el desarrollo tecnológico. En este sentido, están intentando, junto al GSIC de Microsoft, corregir la postura de las jugadoras en edades muy tempranas a través de un análisis biomecánico postural para evitar lesiones como la rotura del ligamento cruzado anterior, una de las más comunes entre las mujeres futbolistas–.

AR10, por tanto, se ha convertido en una empresa líder destinada a impulsar el fútbol femenino, que crece a pasos agigantados desde el Mundial de Canadá, con un organigrama consolidado y un proyecto firme. Mientras, Ana Rossell, en la sombra, sin hacer ruido, ha conseguido crear una estructura que ampara a todas esas jugadoras que antes no podían jugar y la ha convertido, a su vez, en la mujer más influyente dentro de la industria del deporte en España. La primera referente, junto a otras muchas (Vero Boquete o Jenni Hermoso), para la próxima generación de niñas. Esas que dentro de poco podrán, con suerte, dar muchas alegrías a España. O, incluso, quién sabe, llenar estadios y ser líderes de audiencia. Ojalá.

Todo el equipo del CD Tacón.

Todo el equipo del CD Tacón.