LA ROSCA DE ROCAS

Una oportunidad de oro

  1. Opinión

Comienza un nuevo campeonato, en este caso el Europeo de Polonia 2016. Un torneo de los importantes, y os preguntaréis por qué: da billete directo a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro a su vencedor. Será, a buen seguro, un campeonato apasionante y que estará más igualado que nunca. Eso se debe a que prácticamente todas las selecciones importantes tienen bajas por lesión. Podríamos entrar a hablar del calendario y sus efectos, pero mejor lo dejamos a un lado.

Dinamarca, una de las favoritas, no podrá contar con Toft Hansen, Croacia jugará sin Stepancic ni Vori, Serbia lo hará con Ilic ausente, Francia no tendrá a Jerome Fernández, Barachet, Accambray … y así un largo etcétera que dará mucha igualdad al Europeo. Viendo este panorama y siendo ventajista después de haber visto los amistosos que ha jugado España, creo sinceramente que tenemos una oportunidad única de conseguir un oro si todo sale bien.

España lleva desde 2011 llegando a semifinales en cada torneo y, posiblemente, si no hubiéramos coincidido en tiempo y forma con la mejor generación de la historia como es la de Francia, tendríamos algún oro más en nuestro haber. Esta selección es tan competitiva que no dejará pasar esta oportunidad única de hacer historia y de sacar billete para Río. Está clarísimo que no será fácil.

Hay muchas selecciones de nivel aparte de las que están siempre ahí (Dinamarca, Francia, Croacia). Otros combinados como Eslovenia, Hungría, Alemania, Islandia o la propia anfitriona, Polonia, serán rivales temibles y con opciones para dar la sorpresa.

De entre todos los equipos, tengo ganas especiales de ver cómo responde la Hungría de Talant Dujshebaev para saber si ha conseguido darle su toque personal. Si es así, los húngaros llegarán lejos a buen seguro. También quiero ver cómo responde la anfitriona en su casa. Si es capaz de superar la presión, Polonia estará en semifinales.

Alemania es otra selección de la que quiero ver si acaba de dar el paso con el cambio generacional que ha ido haciendo estos últimos años. En fin, hay muchos motivos para no perderse este apasionante deporte en su expresión máxima, porque quitando la Champions, este es el mejor espectáculo que uno puede ver en el mundo del balonmano.

Dentro de la selección española, me interesa saber cómo responderán algunos jugadores en especial. Quiero ver si Joan Cañellas es capaz de volver a echarse el equipo a las espaldas, con el apoyo de Julen Aguinagalde. También las paradas de Arpad Sterbik, la defensa con Viran Morros y Gedeón Guardiola en el centro y la dirección del equipo con Raúl Entrerríos y Niko Mindegia (este último debuta en un gran campeonato).

También me gustaría que Álex Dujshebaev coja la confianza que le faltó el año pasado, que Jorge Maqueda responda como siempre, y, por último, que nuestros extremos respondan con su eficacia habitual. Para mí, las claves del equipo serán:

1. La portería (Arpad y Gonzalo Pérez de Vargas). Siempre he pensado que la portería es el 50% o más del éxito de un equipo. Cuando para incluso en situaciones que suelen ser gol, el equipo se viene arriba y es mucho más fácil defender y atacar con confianza.

2. La defensa con Viran y Gede en el centro. Ellos dos se entienden a la perfección. Quizás no acaparan el protagonismo de otros jugadores, pero son dos de los máximos responsables de los éxitos de la selección. Cuando ellos están bien, es imposible perder un partido.

3. Los contraataques. Cuando defendemos y la portería para, siempre hay contraataques que se traducen en goles fáciles. De eso se encargan nuestros extremos y para ello tenemos a los mejores. Si reciben balones y meten goles, eso significa que el equipo está jugando bien. Cuando la primera línea crea juego, llegan balones a los extremos y a los pivotes, y eso es signo de éxito.

Por último, solo me queda desear que disfrutéis de este noble deporte tanto como lo voy a hacer yo durante el Europeo. SALUDOS Y BALONMANO.

*Albert Rocas ha sido dos veces campeón del mundo, medallista de bronce olímpico, subcampeón europeo y bronce mundial y continental con la selección española de balonmano.