Cesta de huevos, imagen de archivo.

Cesta de huevos, imagen de archivo. Efe

Salud SALUD

Inmovilizadas en Vizcaya 20.000 unidades de huevo líquido contaminado

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha retenido la partida, procedente de Francia y enviada a una empresa vizcaína, para elaborar productos que entrarían en las cadenas de distribución alimentaria. El Ministerio insiste en que España no está afectada por los huevos contaminados.

E. E. / Agencias

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha inmovilizado una partida de 20.000 unidades de huevo líquido contaminado con el insecticida fipronil en una empresa de Vizcaya.

Según ha informado el Departamento en un comunicado, durante la tarde de este viernes recibió una notificación de la presencia de una partida de 20 toneladas de huevo líquido pasteurizado contaminada con fipronil procedente de Francia, que había sido enviada a una empresa de Vizcaya para elaborar productos que entrarían en las cadenas de distribución alimentaria.

Los servicios de inspección del Departamento de Salud procedieron a la inmovilización de la partida contaminada, evitando que entrara en ningún proceso de fabricación de productos y eliminando así cualquier tipo de riesgo para la salud pública.

El Departamento de Salud, que procederá en los próximos días a la destrucción de esta partida de huevos contaminada, mantiene activados todos los dispositivos de vigilancia para esta alerta.

El Ministerio insiste en que España no está afectada

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha subrayado hoy que "España sigue sin estar afectada por la distribución de huevos contaminados" con fipronil pese a la inmovilización de la partida en el País Vasco.

En un comunicado, Aecosan ha explicado que los sistemas de control permiten la localización y la retirada de los productos implicados y que se mantiene en contacto con las autoridades competentes de las comunidades autónomas.

De hecho, fue el Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos quien advirtió en julio de la presencia de fipronil -un producto no autorizado para su uso en animales- en huevos en Bélgica, desde donde se distribuyeron a varios países como Austria, el Reino Unido, Irlanda, Italia o Eslovaquia.