Hallan el fuselaje del avión militar ruso siniestrado en el mar Negro

Hallan el fuselaje del avión militar ruso siniestrado en el mar Negro

Internet

Wikipedia revela lo morbosos que somos cuando hay una tragedia

Ciertos accidentes de avión trajeron a la memoria de los usuarios incidentes previos en ocasiones no relacionados.

Marta Sofía Ruiz

Fuente inagotable de información a la que los usuarios de internet recurren para resolver sus dudas, ahora la Wikipedia también contribuye a entender cómo funciona la memoria colectiva, es decir, el conglomerado de recuerdos que la sociedad atesora como conjunto.

Gracias a los datos de lectura de esta enciclopedia online, un equipo de investigadores ha podido profundizar en la forma en la que ciertos eventos suscitaron un recuerdo de otros pasados, debido a que los internautas acudieron a la Wikipedia a buscar información sobre los incidentes antiguos.

En concreto, el equipo de investigadores del Oxford Internet Institute, el Niels Bohr Institute y el Alan Turing Institute empleó las estadísticas de las entradas sobre accidentes de avión, comprobando así qué episodios desafortunados pasaron por la cabeza de los usuarios tras producirse nuevos incidentes. Y, de la misma forma, qué otros acontecimientos no habían acudido a su memoria.

"Aunque la memoria colectiva, o la percepción socialmente generada de un evento, ha sido estudiada en el pasado usando métodos como las encuestas, internet nos ofrece un gran registro inexplorado de este fenómeno", destacan los investigadores. "Wikipedia es un espacio ideal para estudiar la memoria colectiva porque las estadísticas de visitas de los artículos son un reflejo de los patrones de actividad de los usuarios de internet, incluidas las búsquedas de Google".

Los investigadores analizaron un total de 1.500 artículos de la Wikipedia en inglés sobre accidentes de avión y otros incidentes como el secuestro de aeronaves. Los más recientes, aquellos ocurridos entre 2008 y 2016, fueron categorizados como la fuente de los recuerdos, es decir, como acontecimientos que podrían haber hecho que se rememorasen eventos anteriores.

Por otro lado, los accidentes y secuestros previos a 2008 eran los objetivos, es decir, los episodios que podrían haberse visto evocados por acontecimientos posteriores. Así, consultando las estadísticas de lecturas en los días después de los accidentes fuente, pudieron establecer qué recuerdos experimentaron los usuarios o, lo que es lo mismo, qué accidentes del pasado rememoraron.

Un ejemplo es el accidente de Germanwings. En marzo de 2015, el vuelo 9525 de la compañía alemana caía en los Alpes franceses debido a una maniobra intencionada del copiloto que estrelló la aeronave. En aquel momento, y en los días posteriores, la entrada de Wikipedia referida a un accidente de avión sucedido más de una década antes comenzó a recibir un flujo inusual de visitas. La entrada era la correspondiente al incidente mortal que sufrió un vuelo de American Airlines en 2001, apenas un par de meses después del fatídico 11S.

En aquel caso, el vuelo 587 de American Airlines se estrelló en el área de Queens apenas un minuto después de despegar, acabando con la vida de sus 260 ocupantes y 5 personas más en tierra. Aunque el motivo fue un error del piloto al reaccionar ante una turbulencia violenta —además le habían entrenado para actuar de esa forma—, el accidente de Germanwings trajo a la memoria de muchos usuarios el suceso americano, que fue especialmente consultado en la gran enciclopedia online sin que hubiera ningún hipervínculo que los uniera.

El lugar no importa

Según los resultados, publicados en la revista de acceso abierto Sciences Advances, el número de muertes, la fecha del acontecimiento —el recuerdo de un incidente solo parecía prevalecer durante 45 años y luego caía drásticamente— y el número de visitas previo de los artículos influyeron en la revisitación de las entradas cuando se produjeron incidentes similares.

Sin embargo, otros factores que podrían haber parecido importantes en un primer momento, como la localización de la compañía aérea, no se vieron reflejados en los datos. "En general, no hemos visto que la similaridad geográfica haya tenido ningún impacto significativo en el recuerdo de los accidentes de avión, incluso cuando el nivel de atención prestada a eventos individuales está normalmente marcada por la localización", afirman los autores.

Los investigadores destacan además que los artículos antiguos revisitados por un nuevo accidente recibieron un 142 % más de visitas que los referidos al propio suceso desencadenante. Ellos encuentran la explicación en los procesos de recuerdo que hacen que un episodio particularmente memorable se active a causa de un evento actual menos relevante.

Su modelo es el primero que intenta explicar cómo funciona la memoria ante tragedias como los accidentes de avión. Ahora, según los investigadores, el marco teórico y sus formulaciones matemáticas podrían ser utilizados para comprender la memoria colectiva digital en contextos más amplios y entender, aún mejor, qué es lo que recordamos cuando ocurren sucesos desagradables. Y, quizá tan importante o más, qué cosas olvidamos.