Genética

Kuwait exigirá un test de ADN para entrar al país

La medida, que entrará en vigor antes de fin de año, respetará la confidencialidad médica y se aplicará también a los residentes y expatriados.

Una imagen de la bolsa de Kuwait.

Una imagen de la bolsa de Kuwait. Getty Images

  1. Amenaza terrorista
  2. Kuwait
  3. Grupos terroristas
  4. Fuerzas de seguridad

Si usted pretende viajar a Kuwait antes de fin de año, es posible que tenga que hacer algo más que comprobar si su pasaporte está en vigor durante los próximos seis meses o pagar tres dinares kuwaities para gestionar a su llegada el visado para cortas estancias. Si para el momento que inicie su viaje ha entrado en vigor la Ley 78/2015, usted tendrá un curioso recibimiento en el Aeropuerto Internacional de Kuwait, donde le requerirán que deposite unas gotas de sangre o de saliva para su análisis inmediato. 

Mediante una entrevista en Kuwait Times, el Gobierno del país árabe ha anunciado que será el primero en el mundo en exigir el ADN para entrar en la nación, tanto a visitantes extranjeros como a expatriados y a los propios residentes locales. 

Por supuesto, la excusa es la seguridad, pero las alarmas han saltado por lo mucho que puede desvelar una prueba de ADN. Miembros de la seguridad del Estado del país han explicado al diario kuwaití cómo se llevará a cabo el proceso, que entrará en vigor antes de fin de año.

Ante la pregunta de qué harán si detectan "problemas médicos", los oficiales -que no desvelan su nombre- contestan: "Las pruebas obligatorias de ADN sólo se dirigirán a genes no encriptados que no están afectados por enfermedades. La prueba no está diseñada para diagnosticar ninguna enfermedad u obtener información médica porque dicha información es parte de la privacidad individual y las leyes prohíben acceder a ella". 

La logística para poner en marcha la nueva norma es complicada. Mediante unidades móviles instaladas en todo el país, se recopilará material genético de los 1.300.000 ciudadanos kuwaitíes y de los 2.900.000 extranjeros residentes en el país. El de los visitantes se recogerá en el aeropuerto. 

Una vez recopilada la saliva o la muestra de sangre, se secuenciará el ADN y los resultados se subirán a una base de datos "segura", de forma que se puedan comparar con cualquier evidencia genética que se haya encontrado en una escena del crimen o usarse para identificar los restos de alguna víctima sin identificar. 

Como recoge la web Science alert, existen más países que manejan similares bases de datos, incluidos EEUU, Australia, Reino Unido y Suecia pero, hasta ahora, sólo podían utilizarse para comparar sus datos con los de criminales convictos. Kuwait será pionero en usarla con residentes y turistas, tanto nacionales como extranjeros. 

En 2008, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos declaró ilegal el uso de la base de datos similar de Reino Unido en personas acusadas y aún no convictas.

Numerosos expertos, incluyendo conocidos genetistas como Yaniv Erlich del MIT, se han pronunciado en contra de este tipo de bancos de datos, por la cantidad de información que ofrece su ADN sobre cualquier persona, que podría ser utilizada con distintos fines.