El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Polar, un bufé libre en Vigo que quiere llevar a Príncipe una oferta pionera

Pasta, pizza, arroces y carnes por 14 euros y un menú que incluye oro comestible de 24 kilates es lo que ofrece de la mano de Nicolás López este nuevo restaurante situado en las galerías Príncipe 22 que abre este sábado 1 de octubre
Decoración de la zona VIP de Polar, en las galerías Príncipe 22.
Cedida
Decoración de la zona VIP de Polar, en las galerías Príncipe 22.
Ofrecido por:

A pesar de los malos augurios que le dedicaban tras la apertura de Vialia, la calle Príncipe resiste y se reinventa. Lo hace como un organismo vivo que se recupera de los golpes en forma de cierres con nuevas propuestas e iniciativas que sanan las heridas de la peatonal, el referente comercial de la ciudad.

Y lo hace de la mano de nuevos negocios que siguen confiando en la zona para ofrecer nuevos servicios, emprendedores que fían su suerte a la de una calle que vive en constante ebullición; dónde mejor hacer llegar una nueva oferta inexistente en la ciudad que en ese núcleo del centro de Vigo que cuenta con espacios desaprovechados, como las galerías Príncipe 22, reconocidas por otro tipo de negocios y con locales vacíos a lo largo de su gran extensión.

"Con la peatonalización de la Puerta del Sol y el encendido de las luces, entendemos que puede suponer un repunte en la zona", explica Niko López, un joven vigués que este sábado pone en marcha el restaurante Polar, donde antes se ubicaba la cafetería O Principiño. Un local que ofrecerá bufé libre para cenas los viernes, sábados y vísperas de festivo, desde las 20:30 hasta las 00:00 horas.

Lleva trabajando en hostelería desde los 16 años y desde hace unos años se ha centrado en el ocio nocturno. Ahora, asume el riesgo de ponerse a los mandos de su propio negocio. "A raíz de cómo está la situación, preferí emprender. Soy un chico joven con ilusión e iniciativa y es una apuesta por algo que en Galicia actualmente no hay, queremos acercar lo que a está muchos kilómetros a un precio razonable", expone Niko a Treintayseis.

Entrada de Polar, en las galerías Príncipe 22. Foto: Cedida

Bufé libre y oro comestible

Así, el bufé libre constará de pizzas, pasta, arroces y una gran variedad de carnes, con un camarero que se dedicará a cortarla y servirla, además de ensaladas para opciones veganas y postres, todo por un precio de 14 euros con una bebida incluida. Entre los extras, un "Vasito dulce" que contiene una mouse de oreo casera. Para el bufé no se puede reservar sitio, sino que Polar funcionará por orden de llegada.

Además, otra oferta singular es la del Menú Gold, en el que por 28 euros se podrá disfrutar de una zona de reservado y que consta de croquetas de jamón ibérico con láminas de oro comestibles; una hamburguesa de picaña cubierta por oro comestible, mucho queso cheddar y bacon, todo en un pan brioche negro; de postre, un vasito en forma de oso con mouse de oreo y bebida incluida. "Lo del oro comestible llama mucho la atención, pero es algo meramente decorativo, de 24 kilates comestibles y que no da sabor ni aporta nutrientes. Puede parecer algo muy caro, pero todo lo contrario, nos movemos en precios muy asequibles para nosotros, por eso se puede ofrecer sin problemas", puntualiza.

Imagen del bufé libre. Foto: Cedida

Además, Polar ofrece servicio entre semana con horario de 8:00 a 16:00 horas con desayunos y meriendas y un menú del día a 8,50 euros con dos platos, postre y bebida, y otros dos tipos de menú: el Teddy, que ofrece hamburguesa, sandwich o crep vegetal, y el Fit, donde la proteína es la protagonista.

Polar en la piel

La mano derecha de Niko destaca por un tatuaje de los varios que tiene grabados en la piel. El símbolo del oso polar que será el de su local y las letras del nombre escritas en los dedos: "Es el reciente, me lo hice desde que la idea de Polar comenzó a ir hacia adelante", remarca.

Ese nombre viene de su gusto por ese animal, el oso polar, desde pequeño, un concepto que ha llevado hasta el local "porque es algo distinto". De hecho, puntualiza, es polar, en inglés, es decir, con el acento en la "o", y no en la "a", como en español.

Para todos los bolsillos

Niko tiene claro que la ubicación y el bufé libre es una llamada directa para los más jóvenes, los bolsillos menos llenos que necesitan coger fuerzas para una noche de fiesta, ya que está situado cerca del Casco Vello, del Arenal y de la zona de Churruca. Además, Polar ofrece copas por 4 euros, un precio de lo más competitivo que, si bien el local deja de servir comida a las 00:00 horas, la sobremesa se puede alargar más. Además de los sábados, donde prevé que el público sea de más edad, con cenas de grupo y otras celebraciones.

Polar ofrecerá reservas para grupos a partir de 60 personas, en un local que dispone de un espacio para entre 80 y 100, y los grupos más reducidos tendrán la zona VIP para cenar. Entre semana, será el lugar perfecto para los que trabajen por la zona, tanto para el desayuno, el café de media mañana o la comida. Además, fuera del local tendrá también varias mesas.

Detalle de la decoración de Polar. Foto: Cedida

Este sábado 1 de octubre arranca la aventura de Polar y Niko confiesa que ya tiene la zona VIP reservada, al igual que varias mesas para disfrutar del bufé libre, algo que se hará de manera excepcional por ser la inauguración de un negocio que quiere ser uno de los pilares para que tanto las galerías Príncipe como la propia calle peatonal se convierta en una zona de referencia para todos aquellos que quieran disfrutar de una oferta gastronómica diferente.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir