El Español
Economía
|
Empresas

Blue Nattier, la marca pontevedresa que nació con el confinamiento

Cincuenta años de experiencia en el sector textil avalan a esta pareja de empresarios, que decidió lanzarse a la venta online con la llegada de la pandemia
Valentín Camaño y Clara González, fundadores de Blue Nattier
Cedida
Valentín Camaño y Clara González, fundadores de Blue Nattier
Ofrecido por:

Valentín Camaño y Clara González llevaban casi cincuenta años trabajando en el sector textil cuando decidieron dar un vuelco a sus vidas: crearon la marca Blue Nattier y se han decidido por comercializar sus propios diseños. Desde 1972 trabajan para grandes empresas, como pueden ser El Corte Inglés o Inditex, como proveedores de tejido, pero fue durante la pandemia cuando quisieron dedicarse por fin a crear una marca propia.

"Nuestro punto fuerte siempre ha sido la venta a mayoristas, el B2B", dice Valentín, "pero también nos interesaba la venta al público". Fue el confinamiento lo que terminó de convencerles y hacerles dar el salto que tanto deseaban. "Blue Nattier ya existía, lo que no teníamos era un canal de venta más allá de la tienda física", reconoce Clara. "Con el confinamiento tuvimos la oportunidad de sentarnos a reflexionar y conformar una página web que nos permitiese llegar a todos nuestros clientes".

Tras algo más de un año de andadura, estos dos emprendedores con amplia experiencia hablan de la posibilidad de internacionalizar la marca, de abrirse al mercado europeo y hacer envíos a otros países. "La tienda online está funcionando muy bien, evidentemente nos gustaría tener más ventas en este canal, pero sabemos que estas cosas van despacio y estamos contentos con la acogida", cuenta Clara.

Desde el principio

"Clara lleva desde los 16 años en el sector textil: ella es quien supervisa cada proceso, desde seleccionar los hilos y tejidos hasta revisar la calidad de cada prenda, pasando por la comprobación de los patrones o los contactos con nuestros proveedores". Valentín habla de su socia con la certeza de que la calidad de sus productos se logra en gran medida gracias a su trabajo meticuloso, apoyado en la sabiduría de décadas en el mismo sector.

Cuando empezaron actuaban como proveedores de grandes empresas textiles, una labor que todavía hoy mantienen. "Siempre hemos trabajado para mayoristas, Inditex contrató al padre de Clara hace cincuenta años y sigue con nosotros, pero hay muchas otras empresas que también confían en nuestra experiencia desde hace décadas".

Uniformes sanitarios de Blue Nattier

También fabrican uniformes para grandes cadenas hoteleras, para colegios y empresas de servicios e incluso para el sector sanitario. "En plena pandemia llegamos a enviar miles de uniformes a hospitales de varios países de Europa", cuentan, pues gracias a un sistema automático de reposición tienen a punto la producción para cuando el cliente la necesita.

La globalización, aseguran, es lo único que les ha obligado a cambiar sus sistemas de fabricación, porque la bajada de precios del sector les ha obligado a deslocalizar la producción. "Tuvimos que dejar de fabricar en España en 2005, seguimos con el mismo equipo pero trabajando en Portugal y Marruecos", así mantienen la calidad pero reducen algunos costes, cuenta Valentín.

El nacimiento de Blue Nattier

A pesar de que Valentín y Clara llevan muchos años en el sector y dominan el B2B, su sueño siempre fue el de crear su propia marca de moda. Así nació Blue Nattier, la firma en la que han centrado sus esfuerzos estos últimos años. "A lo largo de nuestra carrera profesional nos hemos ido adaptando a los cambios de la industria textil, pero siempre hemos mantenido la calidad como nuestro elemento diferenciador", dice Clara.

El problema era que nunca tenían tiempo para crear una página web que sirviese como escaparate online de su marca. "La dinámica del 'no parar' te impide hacer muchas cosas", asegura Clara, "fue el confinamiento y la pandemia lo que nos obligó a sentarnos a reflexionar". En ese momento, cuentan, surgió la web que tanto está impulsando sus ventas. "Está diseñada íntegramente por nosotros y también contamos con una sección de venta al por mayor, porque es nuestro expertise y seguiremos trabajando con grandes clientes".

Ahora el sueño continúa y, al tiempo al que van abriéndose paso en España, han traducido la página a dos idiomas para encarrilar el mercado europeo. "La venta minorista se nos está dando bien y no estamos descuidando a nuestros clientes de siempre. Es el momento de, poco a poco, seguir recorriendo camino hacia otros países".

¡Síguenos en Facebook!
Economía