El Español
Deporte
|
Más Deporte

Salto de adrenalina: todo sobre el 'puenting' y dónde practicarlo en el sur de Galicia

Arbo, Pontevedra o Caldas de Reis son algunos de los puntos de la provincia de Pontevedra que ofrecen actividades para este deporte extremo, en plena naturaleza y con vistas privilegiadas
Puenting en Galicia.
Aventuras de Galicia
Puenting en Galicia.

La provincia de Pontevedra, con las Rías Baixas como punto de referencia, es una de las zonas turísticas más consolidadas de toda Galicia, capaz de atraer cada año a miles y miles de turistas gracias a la singularidad de sus paisajes, así como la gran oferta a nivel cultural, patrimonial, gastronómico o de ocio y tiempo libre que ofrece el conjunto del territorio. En los últimos años, las empresas de turismo activo se han convertido en un importante reclamo, tanto para autóctonos como para visitantes, posicionándose como una de las mejores opciones para aquellos que buscan vivir nuevas experiencias en plena naturaleza e ir más allá de un típico destino de sol y playa. 

De entre las muchas actividades que suelen ofrecer este tipo de firmas multiaventura, el puenting es uno de esos planes capaces de llevar la adrenalina al punto más extremo, asegurando una experiencia totalmente única y diferente a tan sólo un salto de distancia. El puenting está catalogado como un "deporte de riesgo" (realizado con la máxima seguridad) cuyo objetivo principal radica en saltar al vacío desde un puente ―de ahí su nombre― o cualquier otro lugar elevado, sujetándose con arneses y una cuerda. No es volar pero se le parece, al menos durante unos cuantos segundos, y en la provincia de Pontevedra existen un gran número empresas que ofrecen este tipo de actividad durante todo el año, siempre que las condiciones lo permiten, en lugares como Arbo, Pontevedra o Caldas de Reis, entre otros. 

Puenting: todo lo que deberías saber

Una práctica poco convencional y miles de motivos para iniciarse en ella. Ya sea porque eres de los que les gusta vivir experiencias fuertes y sentir la adrenalina corriendo por sus venas; para superar el miedo a las alturas de la forma más radical o simplemente por salir de la rutina… Sin duda alguna, el puenting es tu actividad. Por norma general, la altura media de los puentes donde se realiza esta práctica en España se encuentra entre los 25 y 35 metros,―el puenting más alto del mundo alcanza los 215 metros y está en Sudáfrica― lo que permite disfrutar de una buena caída libre controlada.

Por otra parte, y al igual que ocurre en muchos otros deportes, el puenting también tiene diferentes modalidades según el tipo de salto que se realiza: el péndulo, el goming, el salto hacia atrás o el bungee jumping, son los más destacados. El sistema de péndulo es el tipo de salto más practicado de entre todas las variantes. En este caso, uno de los extremos de la cuerda fija se encuentra atado a la estructura mientras la otra parte se conecta con el saltador a través del arnés. Con esto se consigue que una vez dado el gran paso al vacío, el saltador simule el movimiento de un péndulo en el aire. En el salto hacia atrás, la mecánica es idéntica al arquetipo clásico del péndulo, pero tal y como su propio nombre indica, haciéndolo de espaldas. 

Bungee Jumping. Foto: bungee.com


El goming es otro de los estilos más parecido al sistema del péndulo, pero en este caso se utiliza una cuerda elástica que genera una caída libre totalmente vertical. Por su parte, podría decirse que el bungee jumping es el tipo de salto de moda, ya que en los últimos años ha ido ganando cada vez más adeptos. En esta modalidad, el saltador se lanza al vacío desde una grúa, o cualquier plataforma que cumpla con los requisitos (pudiendo alcanzar grandes alturas), con una cuerda elástica atada al tobillo. En estos saltos se producen oscilaciones perpendiculares al suelo, producidas por el retroceso de la goma, lo que genera un movimiento parecido al rebote.

¿Dónde hacer puenting en la provincia de Pontevedra?

Puenting en Arbo. Foto: Aventuras en Galicia.

Como ya decíamos al principio, es muy común ver a empresas de turismo activo, como Aventuras de Galicia o Desafío Ocio, ofrecer este tipo de servicio en diferentes puntos de Galicia, desde el clásico salto extremo a la modalidad más de moda de este deporte. Una de sus grandes ventajas es que el precio de la actividad no suele sobrepasar los 30 o 40 euros por persona. La mayoría de estas experiencias incluyen todo el material homologado, seguro de accidentes, y en algunos de los casos, un pequeño reportaje fotográfico del salto. En la provincia de Pontevedra podemos encontrar zonas de salto para puenting sobre el río Lérez, sobre el Miño en Arbo, en el embalse de Frieiras (zona de Crecente), o en Vila de Cruces y Silleda con el Deza de telón de fondo, entre otras.

Una de las empresas más destacadas en el sector del turismo multiaventura es Aventuras en Galicia. La firma ofrece diferentes actividades de puenting en la provincia como en Arbo, desde el puente internacional del río Miño (30 metros de altura y 15 de salto); sobre el río Lérez en Pontevedra (35 de altura y 20 de salto) y en Silleda/Vila de Cruces, sobre el río Deza (50 metros de altura y 25 de salto). Aventuras en Galicia establece como requisitos para hacer la actividad una edad mínima de 16 años, también se recomienda el uso de ropa cómoda, y si es posible formar un grupo de al menos 6 personas (si es menos, consultar) en dos de los saltos, es decir, a excepción del de Arbo. 

Preparación del salto. Foto: Aventuras en Galicia.

En cualquier caso, todas las actividades de este deporte extremo, de esta u otras empresas, están controladas por monitores especializados en la materia, por lo que uno no tiene que preocuparse por nada; solo dejarse guiar por ellos, coger fuerzas para pegar un gran salto al vacío, liberar toda la adrenalina y disfrutar de una experiencia única en plena naturaleza.

¡Síguenos en Facebook!
Deporte