El Español
Cultura

O Apalpador, el Papá Noel gallego: ¿conoces su historia?

Este personaje pertenece a la tradición gallega, pero sigue siendo una figura navideña muy poco conocida
Ilustración de O Apalpador del artista gallego Pablo Rosendo.
Ilustración de O Apalpador del artista gallego Pablo Rosendo.

Cuando la Navidad está a la vuelta de la esquina reaparece un personaje barbudo y gordinflón que cumple los deseos de los niños. Su imagen es más que reconocible por todos. Papá Noel es el ser mágico que en Nochebuena se teletransporta en un trineo movido por renos, viste de rojo y reparte regalos y felicidad por el mundo.

Esta figura mítica tiene cientos de años de historia, aunque no fue hasta 1931 cuando se define su identidad visual de la mano de Coca-Cola y el ilustrador Haddon Sundblum. Antes de que la compañía comenzase a utilizar a Papá Noel en sus spots navideños, este tuvo otros nombres y aspectos, como el originario San Nicolás, San Nikolaus o Claus.

Podemos ver que, hasta cierto punto, Papá Noel no fue solo un invento de la compañía de refrescos americana. Sin embargo, explorando en las tradiciones más cercanas, encontramos a otro personaje cuya misión es visitar a los niños la noche del 24 de diciembre. Este ser, mucho menos conocido que Papá Noel, se llama O Apalpador y es propio de nuestra tierra, Galicia.

Orígenes

Las montañas de O Courel, hogar del Apalpador.

Como explican en O Apalpador.gal, esta figura se recuperó en 2008 gracias al colectivo A Gentalha do Pichel, que descubrió un documento del año 2001 donde se mencionaba este personaje. La primera vez que se escribió sobre O Apalpador (y se tiene constancia de ello) fue en 1992, en el número 3 de la revista Alicerces do Museo do Pobo Galego.

O Apalpador es un personaje que podría representar el cambio de estación, la llegada del invierno, igual que Santa Claus u otros series míticos que se detectan en otros territorios. Por otro lado, está la teoría de que su presencia simboliza el final del año. De acuerdo con O Apalpador.gal, ese motivo, junto al almacenamiento de comida y combustible para la temporada invernal, serían los orígenes del mito.

Según cuenta la tradición, O Apalpador habita en los montes de O Courel, en Lugo. En esa zona se celebraba el 31 de diciembre la «Noche do Apalpadoiro», ajustándose a la explicación de que el personaje mágico descendía a la civilización para festejar el cierre del año. Por ello se asocia que esa noche es cuando aparece, aunque también se ha señalado que aparece el 24, como Papá Noel.

Su forma de celebración es visitar a los niños y tocarles la barriga (de ahí su nombre, «Alpapador», del verbo en gallego «apalpar»; tocar, palpar). Este gesto, que muchas veces se asocia con algo perturbador, es para comprobar que los pequeños tienen el estómago lleno y que han comido. O Apalpador los obsequia con un puñado de castañas para desearles un año lleno de felicidad.

¿Qué aspecto tiene O Apalpador?

 Si Papá Noel lleva un traje rojo y luce una frondosa barba blanca, ¿Cómo es nuestro entrañable personaje? Según el portal O Apalpador.gal, la imagen que se ha transmitido está «deturpada», modificada a lo largo del tiempo para convertir a O Apalpador en una figura similar a la del hombre del saco, vinculada al castigo o al miedo.

Si bien es cierto que el nombre puede tener esas connotaciones, queda claro que la intención del personaje es genuinamente buena. O Apalpador está representado como un hombre grande, robusto, con una gran barba pelirroja, vestido como un campesino (a pesar de que su oficio, según la tradición, era el carbón).

Además, se suele dibujar a O Apalpador con boina, bastón y una pipa de fumar, como si fuese un entrañable abuelo que vive en una zona rural. Este aspecto es muy similar al de otro personaje, el Olentzero, un ser de la tradición navideña del País Vasco y Navarra. Una canción tradicional vasca dice: «Olentzero se ha ido al monte a trabajar con la intención de hacer carbón. Cuando ha oído que ha nacido Jesús ha venido corriendo a dar la buena noticia».

En definitiva, O Apalpador es un personaje de la tradición gallega cuya historia no es todavía demasiado conocida, a pesar de ser muy antigua y existir versiones parecidas en otros territorios.

Podríamos decir que es el Papá Noel gallego, que intenta contentar a los niños con las castañas de los bosques de O Courel, su hogar, para celebrar el fin de un año y el comienzo del otro. Con todo, queda mucho trabajo de difusión y recuperación de su historia para no convertirlo en un personaje completamente distinto a lo que fue en sus inicios.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura