El Español
Actualidad
|
Galicia

Piden 7,5 años para un vecino de Pontevedra por intentar matar a su mujer mientras dormía

La Fiscalía considera al acusado autor de un delito de asesinato en grado de tentativa y considera que concurre en el acusado la circunstancia agravante de parentesco, además en el momento de los hechos el nieto del matrimonio estaba presente

VIGO, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide casi 7 años y medio de prisión para un hombre de O Porriño (Pontevedra) acusado de un delito de asesinato en grado de tentativa, por haber apuñalado a su mujer mientras ella dormía, y todo en presencia del nieto menor de edad del matrimonio, que también descansaba en la misma habitación. El hombre será juzgado este martes en la sección cuarta de la Audiencia Provincial en Pontevedra.

Según el escrito de acusación pública, los hechos ocurrieron en la madrugada del 28 de enero de 2020, cuando el matrimonio y un nieto menor de edad se encontraban en una habitación del domicilio familiar. En un momento determinado, y con ánimo de acabar con su vida, el hombre se puso sobre su mujer, que estaba dormida en la cama y, mientras profería frases como "me las vas a pagar", con un cuchillo lanzó una puñalada que acabó atravesando la almohada.

La mujer se despertó sobresaltada y colocó sus manos por delante para defenderse de las embestidas de su marido, que trató de clavarle el cuchillo en el pecho y en el abdomen, todo ello en presencia del niño. Tras un forcejeo, consiguió zafarse de su marido y lanzar el cuchillo debajo de la cama.

La mujer trató de escapar con su nieto, pero fue alcanzada por el acusado, por lo que se vio obligada a morderle en una oreja para poder salir de la vivienda con el menor. El hombre fue detenido e ingresó en prisión provisional.

Lesiones

Por estos hechos, la víctima sufrió heridas cortantes en las palmas de las manos y en la cara posterior del brazo izquierdo, por lo que tuvo que ser intervenida en el hospital. Como secuelas, padeció artrosis y dolor en la mano izquierda, y estrés postraumático, además de las cicatrices. La mujer tuvo que recibir tratamiento psiquiátrico y psicoterapia para su estabilización, y aún padece un trastorno por estrés postraumático leve.

Delito y petición de pena

La Fiscalía considera al acusado autor de un delito de asesinato en grado de tentativa y considera que concurre en el acusado la circunstancia agravante de parentesco. Asimismo, el ministerio público entiende que también concurre la eximente incompleta de alteración psíquica.

Por ello, pide que sea condenado a 7 años, 5 meses y 29 días de prisión, y que se le imponga la medida de libertad vigilada durante 8 años, con la obligación de seguir un tratamiento psicológico.

Asimismo, reclama que se le prohíba acercarse o comunicarse con la víctima durante 10 años, y que la indemnice en casi 35.000 euros por las heridas, las secuelas y los días de incapacidad. También solicita que indemnice al Sergas en algo más de 3.600 euros por los gastos médicos de la atención a la mujer.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad