El Español
Actualidad
|
Vigo

Los trabajadores de Vitrasa en huelga exigen a Caballero que intervenga en el conflicto

El presidente del comité asegura que "el Ayuntamiento tiene algo de responsabilidad, si le dan cada año más de 13 millones a la concesionaria"
Trabajadores de Vitrasa concentrados ante las puertas de la Pinacoteca Fernández del Riego.
EUROPA PRESS
Trabajadores de Vitrasa concentrados ante las puertas de la Pinacoteca Fernández del Riego.
Ofrecido por:
Publicidad

Los trabajadores de Vitrasa, empresa que presta en Vigo el servicio de transporte de bus urbano, se han concentrado este viernes ante el Ayuntamiento y ante la pinacoteca Fernández del Riego (donde estaba prevista una visita de Abel Caballero, que finalmente no se produjo), para exigir la intervención del alcalde en el conflicto que les ha llevado a convocar una huelga desde el pasado 20 de noviembre, con paros los fines de semana, y que se convertirá en huelga indefinida de lunes a viernes a partir del 13 de diciembre.

El presidente del comité, Imanol Arnoso (CIG), ha explicado en declaraciones a los medios que la concentración de este viernes tiene como finalidad reclamar al gobierno local y al regidor que se posicionen e intermedien ante la empresa que, según ha denunciado, lleva un año sin voluntad de negociar y atender sus demandas.

«Llevamos un año intentando negociar un convenio, y la empresa se niega desde el minuto cero. El Ayuntamiento tiene algo de responsabilidad, si le dan cada año más de 13 millones a la concesionaria, y este año otros 6 millones más por las pérdidas derivadas de la pandemia de Covid. Con estas cifras millonarias, el alcalde tendrá algo que decir de la política laboral de la empresa«, ha proclamado.

Huelga indefinida a partir del 13 de diciembre

Arnoso ha explicado que, aunque inicialmente la plantilla puso sobre la mesa reclamaciones económicas, ante el bloqueo de la empresa, que alega que está en situación de pérdidas, han optado por «aparcar» esas demandas y centrarse en otras del ámbito social, como la regulación de los descansos, la reducción de la jornada, la revisión de los tiempos de las rutas, etc. Aún así, ha lamentado, no han avanzado nada.

Al respecto, ha recordado que, si no hay una solución en los próximos días, la huelga se hará indefinida, de lunes a viernes, a partir del 13 de diciembre, por lo que ha vuelto a apelar al «apoyo» del alcalde. «Que le dé un toque a la empresa, que está muy a gusto en esta situación», ha demandado.

Concentración ante la Pinacoteca

Varias decenas de trabajadores de Vitrasa se han concentrado sobre las 11:00 en la Praza do Rei, ante el Ayuntamiento olívico, para reclamar la intervención del gobierno municipal en el conflicto, coreando consignas como «Menos luces y más autobuses», y vigilados de cerca por varias unidades antidisturbios de la Policía Nacional.

Ante la previsión de que, a esa hora, el alcalde estaría en la Pinacoteca Fernández del Riego, a pocos metros del consistorio, los huelguistas se desplazaron hasta allí y se reunieron frente a la puerta de este centro cultural, donde ‘cantaron’ mensajes como «Abel ¿qué pasa? Enfréntate a Vitrasa» o «Abel reacciona, Vitrasa no funciona».

Finalmente, el regidor no acudió a la Pinacoteca y los trabajadores volvieron en manifestación a la Praza do Rei, escoltados por la Policía.

Concejales de BNG y Marea en la protesta

En la protesta han participado los concejales Rubén Pérez (Marea de Vigo) y Xabier Pérez Igrexas (BNG). El portavoz de Marea ha apuntado que el grupo Avanza, y especialmente desde que ha habido cambios en la propiedad, «está degradando las condiciones laborales de sus trabajadores hasta rozar la ilegalidad», y ha urgido al gobierno local a abrir un expediente informativo para comprobar si la empresa vulnera los derechos de la plantilla y, en su caso, sancionarla.

Por su parte, el concejal nacionalista ha lamentado que Abel Caballero y su gobierno «se ponen sistemáticamente de lado» cuando se trata de las concesionarias, y ha criticado que el regidor se niegue a hablar con la plantilla de Vitrasa, «él que tanto presume de hablar con todo el mundo». «Ahora que los trabajadores están movilizados, opta por esconderse», ha constatado, y ha calificado de «incomprensible» su actitud de «pasteleo» con la empresa.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Actualidad