La Policía de Andorra ha encontrado los cuerpos sin vida de una joven de 18 años y de un joven de 22 este domingo en la vertiente de Canillo del Coll d'Ordino, en Andorra.

Noticias relacionadas

Sobre las 8.30 horas de la mañana de este domingo, el padre de la joven alertó a las autoridades de la desaparición de su hija. Pocas horas más tardes, la búsqueda comenzó y los efectivos trataron de localizar a los jóvenes a la mayor brevedad posible. En las laboras realizadas también han participado los Bomberos, ha asegurado la Policía de Andorra a la agencia de medios Europa Press.

Alrededor de la una y media de la tarde del propio domingo, los cuerpos sin vida de los dos jóvenes fueron localizados en la ventiente de Canillo del Coll d'Ordino, en Andorra. Los cuerpos no presentaban signos de violencia alguna, por lo que a partir de ese momento se comenzaron las labores de investigación para esclarecer lo ocurrido.

Según apunta segre.com, los jóvenes habían acudido a una fiesta. Ella era vecina de Escaldes y él de Canillo. Tendrá que ser la autopsia la que determine las causas de la muerte, pero cerca del lugar donde se celebró la fiesta había un generador que desprendía monóxido de carbono. Las primeras hipótesis, según el Diari d'Andorra, es que el gas desprendido, altamente tóxico, los habría dejado primero inconscientes y luego les habría hecho perder la vida.