Las fiestas ilegales por el coronavirus se han cobrado una víctima mortal este pasado fin de semana. La Policía Nacional investiga la muerte por un disparo en el cuello de un hombre que era dj en una fiesta ilegal en Marbella (Málaga), según han informado fuentes policiales.

Noticias relacionadas

Los hechos sucedieron durante la noche del domingo al lunes en una urbanización de dicha localidad andaluza y el fallecido, según han señalado a Europa Press las mismas fuentes, es un hombre español de 40 años, que recibió un disparo mortal en el cuello.

La investigación policial está abierta y se barajan varias hipótesis sobre lo sucedido, sin que por el momento se hayan producido detenciones, han apuntdo las mismas fuentes.

Según ha apuntado el periódico malagueño Diario Sur, las primeras hipótesis que baraja la Policía Nacional, cuerpo al cargo de la investigación, es que el impacto del proyectil se produjo por ser una bala perdida. Se baraja que, en una habitación contigua a la que pinchaba el músico, hubiera una discusión. Se produjeron tres disparos y uno de ellos traspasó la pared, entrando fortuitamente en el cuello de la víctima.

Eran las tres de la madrugada cuando los efectivos de Emergencias recibieron la voz de alerta. Rápidamente se desplazaron hacia la zona de chalets de lujo, donde no pudieron hacer nada por salvarle la vida al hombre.