La mujer que atropelló este sábado a un motorista en Marbella ingresará en prisión provisional sin fianza. Se trata de una conductora británica de 35 años que se llevó por delante a un repartido de comida que circulaba por la A-7 cerca de la salida de Puerto Banús, una de las zonas más conocidas de la Costa del Sol.

Noticias relacionadas

El suceso, que tuvo lugar sobre las 20:30 horas se produjo en el kilómetro 174 de la citada vía. En un momento, la mujer invadió el carril del sentido contrario y arrolló al joven, un trabajador de 28 años y de origen colombiano que falleció.

El choque entre los vehículos provocó un aparatoso incendio de los dos vehículos, hasta el punto de que la moto quedó totalmente calcinada. El vehículo de la infractora también quedó prácticamente destrozado en su parte frontal. Se trata de un Mercedes GLA 200 de alquiler.

A la acusada se le imputan hasta cinco delitos: homicidio por imprudencia grave; conducción temeraria; conducción bajo los efectos del alcohol; negativa a realizar la prueba de alcoholemia, y abandono del lugar del accidente.

Según informa el diario Sur de Málaga, la mujer reside junto a su pareja en la provincia. Esta mañana ha sido puesta a disposición judicial, tras pasar la noche en los calabozos. Al parecer, cuando se le preguntó por lo ocurrido, alegó que no se acordaba de nada.

Este mismo diario asegura que algunos de los testigos presenciales señalaron a la Guardia Civil que tras el impacto la conductora continuó en el carril contrario tras varios metros. Ni siquieras las llamas que salían de su vehículo la detuvieron en principio.

La mujer intentaba huír del escenario del impacto, pero fue imposible porque tras 150 metros tuvo que parar el vehículo por el estado en el que se encontraba. Esos mismos testigos afirman que a la mujer le costaba mantener el equilibrio al salir del coche.

Por último, la detenida se negó a que le fueran realizadas las pruebas de drogas y alcohol en el momento. Se le realizaron posteriormente por orden judicial tras haber sido detenida por el homocidio imprudente del joven, el abandono del lugar del accidente y otros delitos contra la seguridad vial.