Una niña de tres años ha fallecido tras caer en una olla de curry hirviendo. La menor se encontraba en una escuela de Mirzapur (India) y la cocinera se encontraba escuchando música con cascos. Según apunta el Daily Mail, la trabajadora no escuchó a la niña porque estaba distraída mientras escuchaba la melodía. 

Noticias relacionadas

El hermano de la pequeña presenció todo el suceso y trató de alertar a la cocinera, pero sin ningún éxito. Además, varios profesores acudieron alertados por los gritos y la llevaron al hospital, donde murió debido a las graves heridas de la quemadura. Ahora, las autoridades están investigando el suceso y tratan de averiguar cómo se produjo el incidente. 

Mientras se lleva a cabo la investigación, el magistrado del distrito Mirzapur, Sushil Kumar Patel ha ordenado la suspensión cautelar del director de la escuela. “Se tomarán acciones”, afirma el responsable de educación del distrito. “Me han dicho que la niña no estudiaba en la escuela”, añade.

No es la primera vez que ocurre algo semejante en India. El pasado noviembre un niño de tres años y otro de seis cayeron en sendas ollas hirviendo y fallecieron a causa de las quemaduras.