Más de 300 personas tuvieron que ser evacuadas de un club de swingers después de que se produjera un escape de monóxido de carbono. Los participantes de este gran encuentro sexual en Hattingen (Alemania) tuvieron que salir con los puesto después de que sonara la alarma de incendios y tuviera que intervenir la Policía. 

Noticias relacionadas

Tal y como se han publicado en las imágenes -distribuidas por el diario alemán Bild- las personas que se encontraban en el club de intercambio tuvieron que salir medio desnudos a la calle. Muchos de ellos se desmayaron por culpa del escape de gas. Aunque la alarma se había activado, los participantes no se dieron cuenta hasta que no pasaron unos minutos y observaron cómo algunos caían al suelo. Fue en ese momento, cuando decidieron avisar a los Bomberos. 

Los participantes salieron del establecimiento tapados con mantas, pero los Servicios de Emergencias tuvieron que entrar al local a evacuar a los hombres y mujeres que quedaban. Estos estaban completamente desnudos, ya que se habían quedado desmayados en el suelo. Una vez en la calle, fue la Policía quien dio abrigo a los swingers para que no pasaran frío debido a las bajas temperaturas de Alemania en esta época del año. Hasta once personas tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios. Aun así, la mayorías de ellos fueron dados de alta horas después.