La Policía Municipal ha desmantelado, dentro de la 'Operación Turky', una vivienda del madrileño barrio de Lavapiés que servía de almacenaje de miles de productos falsificados. En total, más de 5.900 valorados en casi 400.000 euros. Después de que los agentes requisaran los objetos, se ha producido a la detención de los individuos involucrados en la trama. 

Noticias relacionadas

Inmaculada Sanz, la portavoz municipal, ha proporcionado los datos en una rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. La operación ha sido calificada por Sanz como de "grandísimo éxito" y se enmarca dentro del plan de acción del Consistorio para erradicar la venta ambulante ilegal. La operación se llevó a cabo en la calle del Ventorrillo, donde los agentes efectuaron una entrada y el posterior registro de la vivienda, donde se almacenaba el material falsificado. En concreto, 5.930 productos de “marcas de reconocido prestigio” valoradas en 360.000 euros. En la operación ha sido detenida una persona.

En Málaga, dentro de la 'Operación visillo', ha sido detenida una mujer de 76 años después de robar en diversas viviendas vacacionales. La investigación se inició tras detectarse un aumento de denuncias por delitos contra el patrimonio, según informó la Policía Nacional en una nota de prensa. El análisis de estas denuncias permitió a los agentes concluir que existía un único patrón, el objetivo eran viviendas de alquiler vacacional y en ninguna de ellas se observaban aparentemente signos de forzamiento.