Un gato, de apenas cinco meses, ha muerto tras una brutal agresión. El animal fue abandonado en un buzón de propaganda de un edificio de la ciudad de Huesca. Ha sido la protectora de animales El Arca de Santi quien ha compartido la triste historia a través de las redes sociales. Han solicitado la colaboración ciudadana para intentar esclarecer los hechos y encontrar a los autores de la agresión.

Noticias relacionadas

"Le habían reventado la cabeza de una patada y luego la habían dejado en un buzón de publicidad", ha apuntado la protectora en Facebook. Como publica Heraldo, los hechos ocurrieron este lunes. Fue una seguidora de la asociación quien encontró al animal sobre las ocho de la mañana en la calle Gibraltar e inmediatamente avisó a la protectora.

El animal había perdido un ojo y tenía un neumotórax y un golpe en la cabeza. "Esto hace pensar a los veterinarios que le han dado una patada", explica Lidia Pérez, de El Arca de Santi al citado medio.  

"Esto no puede quedar así, lo denunciaremos, pero necesitamos cualquier dato y saber si alguien ha visto algo", ha manifestado la asociación, que también ha presentado una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional de Huesca, que abrió diligencias y dijo que se va a comprobar si hay cámaras en el lugar.