La Policía Nacional ha detenida a un hombre que acosaba desde hace dos años a una periodista del Grupo Prisa, a la que enviaba cartas y mensajes a través de Twitter e, incluso, llegó a dejar objetos en el balcón de la casa de la víctima.

Noticias relacionadas

Así lo han indicado a Efe fuentes policiales, que han indicado que los hechos se remontan a 2017 cuando el autor comenzó a dirigirse de forma continua e insistente a la víctima mediante el envío de misivas y mensajes para mantener un contacto con ella.

Ya en 2018, la actitud de este hombre dio un salto cualitativo y consiguió dejar algunos objetos, que las fuentes consultadas no han precisado, en el balcón de la vivienda de la periodista.

Pero además, seguía publicando numerosos comentarios en Twitter en los que llegaba a describir con detalle la indumentaria de la periodista y a citar los lugares en los que había estado la víctima.

Escoltada por la seguridad

Fue aún más lejos y a diario permanecía en las inmediaciones de la casa de la periodista y en ocasiones hacía acto de presencia en alguno de los actos públicos en los que participaba la víctima, que se vio obligada muchas veces a abandonar esos actos acompañada de los servicios de seguridad.

Su acoso llegó hasta el punto de que en plena calle y junto al domicilio de la mujer, gritaba para que pudiera escucharle.

A partir de entonces, la periodista empezó a temer por su integridad ante el hostigamiento pertinaz del hombre, por lo que el pasado 3 de agosto decidió denunciar el caso en la comisaría de Centro de la capital.

Los agentes de la Policía iniciaron gestiones y lograron averiguar que el acosador era un hombre de 44 años, con antecedentes por robo con violencia y lesiones y con domicilio en Madrid.

Finalmente, pocos días después fue detenido por el Equipo de Delitos contra las Personas de la citada comisaría.

La autoridad judicial decretó una orden de alejamiento contra el detenido, que no podrá aproximarse a la víctima a menos de 500 metros ni comunicarse con ella en ningún caso