Un hombre de 29 años ha asestado varias puñaladas a su expareja, una joven ecuatoriana de 28 años, cuando fue a ver a sus hijos de siete y nueve años a la vivienda de la mujer. Él ha sido detenido por la Policía Nacional y ella ha sido ingresada en el Hospital General de Valencia. 

Noticias relacionadas

Al parecer, la mujer no le dejó entrar en su casa y él reaccionó de forma violenta. Fua a la cocina, cogió un cuchillo y, delante de sus hijos, no paró de darle puñaladas, aunque estas fueron en los brazos y no son mortales. 

Al escuchar los gritos, una vecina llamó al 091 y, en pocos minutos, llegaron a la vivienda de la joven la Policía y una ambulancia del Servicio de Ayuda Médica Urgente. Al llegar, el individuo todavía se encontraba en la vivienda y se exculpó diciendo que había sido su expareja la que se había autolesionado. 

La Policía Local detuvo al presunto agresor y el SAMU atendió a la mujer de los cortes que presentaba en el abdomen, el cuello y los brazos. Después, la trasladaron al Hospital Genral de Valencia, donde sigue ingresada. 

El hombre, que tiene antecedentes por maltratar a una de sus anteriores parejas, fue llevado a comisaría y la Policía se hizo cargo de las diligencias. En principio, la vida de la joven de 28 años no corre peligro.