Una niña ha muerto y otros seis menores han resultado heridos,  dos en estado grave, mientras jugaban este domingo en un castillo hinchable instalado en un restaurante de Caldes de Malavella (Girona) que se ha elevado y desplazado unos 40 metros, por encima del tejado del local.

Noticias relacionadas

Fuentes del Hospital han informado a Efe de que la niña ha muerto en la unidad de vigilancia intensiva a causa de las graves heridas padecidas en este suceso.

Los menores que se encontraban en la atracción han salido disparados, a una distancia de entre 10 y 20 metros, impactando contra el suelo y sufriendo heridas de diversa consideración. La más grave era la pequeña de 6 años que ha terminado falleciendo, que sufrió un traumatismo caneoencefáico

Un niño de 9 años en estado grave también ha sido evacuado en otro helicóptero medicalizado al hospital Parc Taulí, de Sabadell (Barcelona), mientras otra niña de 7 años ha sido trasladada en estado grave al hospital Josep Trueta de Gerona. A este hospital gerundense han sido conducidos también otra menor de 7 años que se encuentra en estado menos grave y otros tres menores con heridas leves.

El suceso se ha producido hacia las 15.46 horas y hasta el restaurante se han desplazado siete ambulancias, dos helicópteros medicalizados y efectivos de los Mossos d'Esquadra y de los Bomberos de la Generalitat.

Investigación en marcha

Los investigadores recogen pruebas en el lugar. Efe

Los Mossos d'Esquadra investigan si el accidente se ha producido a causa de una explosión o bien el castillo hinchable no estaba bien anclado, aunque en ese momento no soplaba viento en la zona.

Unos clientes del restaurante Mas Oller, situado a la salida de la población de Caldes de Malavella, afirmaron escuchar un fuerte estruendo.

Por una causa que todavía no se ha concretado, el castillo hinchable se ha elevado por encima del tejado del restaurante, desplazándose unos 40 metros, ha explicado el delegado del gobierno catalán en Girona, Albert Ballesta.

El castillo era nuevo

Jaume Matas, el dueño del restaurante, ha explicado a Efe que la atracción, instalada hace un par de meses, era nueva. Concretamente, el castillo había sido instalado el pasado 14 de marzo, como bien se recoge en la página web del restaurante.

Matas, visiblemente afectado por lo ocurrido, ha explicado que él no se encontraba en el establecimiento en el momento del accidente y no saben aún si ha habido una explosión o si un "remolino de viento" ha desanclado la atracción.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, publicó un tweet explicando que ya se había puesto en contacto con el alcalde de la localidad, además de trasladar su deseo de que todos los niños heridos se recuperen.