Inma León Redacción | Agencias

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía quiere que en el próximo curso escolar los alumnos no lleven mascarillas durante el recreo. Tampoco en las horas de educación física que se desarrollen al aire libre.

Noticias relacionadas

El planteamiento del Gobierno andaluz es que las autoridades sanitarias revisen esta posibilidad de cara al próximo año. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, cree que la decisión sobre el uso obligatorio de las mascarillas a partir de los seis años se ha tomado de manera "demasiado precipitada" sin saber el nivel de inmunidad al que se llegará cuando comience el siguiente curso.

"Yo hubiera esperado un poquito más a tomar esa decisión", ha dicho Juanma Moreno en una entrevista en Telecinco. Cree que en septiembre es "muy probable" llegar a la inmunidad colectiva. Por tanto, ha pedido rigor y que se tome de manera conjunta.

Esta petición se produce un día después del acuerdo alcanzado por el Gobierno y las comunidades autónomas el próximo curso escolar sobre máxima presencialidad, uso de mascarilla obligatorio a partir de los seis años y rebaja de la distancia entre alumnos a 1,2 metros en escenarios de baja incidencia de Covid-19.

Al respecto, la viceconsejera andaluza de Educación y Deporte, María del Carmen Castillo, ha señalado que la previsión es que "el próximo curso va a ser mejor que este, que ya ha sido bueno, con presencialidad prácticamente para todos los alumnos".

No obstante, advierte de que el profesorado estará vacunad, pero no se sabe aún si los alumnos también. En cualquier caso, Castillo ha explicado, en una entrevista en Canal Sur Radio recogida por Europa Press, que la propuesta de no llevar las mascarillas en el recreo dependerá de las autoridades sanitarias.

Refuerzos para el próximo curso

La viceconsejera de Educación también ha explicado que su departamento está trabajando con la Consejería de Hacienda para poder mantener todos los refuerzos activados durante el actual curso escolar.

Pero todo dependerá de la llegada de la financiación comprometida por el Ministerio y de la "evolución de las propias necesidades presupuestarias aquí en Andalucía", donde se priorizan salud y educación.

Por último, Castillo ha reconocido "la apuesta clara" del Ministerio por aportar financiación a través de los fondos europeos, con una dotación global de 5.700 millones de euros. No obstante, ha lamentado que el dinero "no termina de llegar" y ha reclamado "flexibilidad" para que las comunidades puedan destinar dichos fondos "a lo que realmente necesita el sistema".