El cierre de colegios como medida para controlar la transmisión de la Covid ha demostrado ser "poco efectivo" y tiene un "impacto negativo" a nivel de desarrollo y educación de los niños. Esta es la premisa de la que parte la Guía de actuación ante la aparición de casos Covid en centros educativos -elaborada por el Ministerio de Sanidad-, en la que se reconoce que "el último recurso" será el cierre del colegio en el caso de que exista transmisión descontrolada.

Noticias relacionadas

"En los centros educativos pueden aparecer casos debido a la movilidad y al contacto entre las personas, sin embargo hay medidas que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de transmisión. Las medidas para la contención rápida de la infección incluyen la gestión adecuada en el centro educativo de las personas que inician síntomas, la identificación precoz de los casos, la identificación, cuarentena y seguimiento de los contactos estrechos y la identificación de posibles focos de transmisión en colectivos específicos", detalla el documento al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. 

El documento recuerda -antes que nada- que no deben acudir al centro educativo aquellas personas que tengan síntomas compatibles con la Covid ya sean parte del alumnado, profesorado u otro personal, así como aquellas que se encuentren en aislamiento o en período de cuarentena domiciliaria por haber mantenido un contacto estrecho con alguna persona con síntomas compatibles con o diagnosticada de Covid.

Pero, ¿cuál es la actuación que se deberá llevar a cabo en los colegios e institutos ante una persona que desarrolle síntomas? EL ESPAÑOL resumen los puntos del protocolo a seguir. 

1. Ante una persona que desarrolle síntomas en el centro educativo se le colocará una mascarilla quirúrgica, se le llevará a un espacio separado, y se contactará con la persona responsable del manejo del Covid en el colegio y con los familiares.

2. La persona que acompañe al caso sospechoso deberá llevar el equipo de protección individual adecuado. Esto es, mascarilla quirúrgica si la persona con síntomas la lleva o mascarilla FFP2 sin válvula si la persona con síntomas no se puede poner una mascarilla quirúrgica. Estos últimos son niños menores de 6 años, personas con problemas respiratorios, que tengan dificultad para quitarse la mascarilla por sí solas o que tienen alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización. Además de una pantalla facial y una bata desechable.

3. El espacio en el que los casos sospechosos esperen, será preferiblemente una sala para uso individual, elegida previamente, que cuente con una ventilación adecuada y con una papelera de pedal con bolsa, donde tirar la mascarilla (si es necesaria su renovación) y los pañuelos desechables. La sala deberá ser ventilada, limpiada y desinfectada tras su utilización.

4. En caso de que la persona afectada sea menor de edad, se contactará con la familia o tutores legales para que acudan al centro para su recogida, que deberán contactar tan pronto como sea posible con su centro de salud de atención primaria de referencia o llamar al teléfono de referencia de su comunidad autónoma.

5. En caso de que la persona afectada sea trabajadora del centro se pondrá en contacto con su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, el centro de salud o con el teléfono de referencia de la comunidad autónoma, y se seguirán sus instrucciones. En caso de presentar síntomas de gravedad o dificultad respiratoria se llamará al 112 o al 061.

6. La persona afectada se considera caso sospechoso y deberá permanecer aislado en su domicilio hasta disponer de los resultados de las pruebas diagnósticas, según se refiere en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control.

7. Será salud pública quien contacte con los centros educativos para realizar una evaluación del riesgo, la investigación epidemiológica, la comunicación del riesgo y las recomendaciones de aislamiento del caso y estudio de contactos.

8. Hasta la obtención del resultado diagnóstico del caso no se indicará ninguna acción sobre los contactos estrechos y la actividad docente continuará de forma normal. Si el caso se confirma se realizará el estudio de contactos en el medio educativo y fuera de éste mediante la identificación, clasificación y seguimiento de los contactos según esté establecido en cada comunidad autónoma.

A la hora de definir quiénes son los contactos estrechos se tendrá en cuenta y se valorará si se han seguido de forma efectiva las medidas de prevención e higiene adoptadas en el centro educativo. A efectos de la identificación de los contactos estrechos en el centro educativo se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones. En primer lugar, si el caso confirmado pertenece a un grupo de convivencia estable se considerarán contactos estrechos a todas las personas pertenecientes al grupo. En segundo lugar, si el caso confirmado no pertenece a un grupo de convivencia estable, se realizará la identificación de los contactos estrechos en el centro educativo siguiendo los criterios de la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control.

9. Una vez estudiados los contactos y establecidas las medidas de cuarentena para aquellos considerados como estrechos, las actividades docentes continuarán de forma normal, extremando las medidas de precaución y realizando una vigilancia pasiva.

10. Se considerará brote cualquier agrupación de 2 o más casos con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico según lo recogido en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19.

¿Y que sucede si tras realizar la PCR al alumno, profesor u otro personal se confirma el positivo? El Ministerio liderado por Salvador Illa explica que las personas que han sido diagnosticadas de Covid no deben acudir al centro y deben permanecer en aislamiento hasta trascurridos 3 días del fin del cuadro clínico y un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas. En el caso de que sean asintomáticas, deben permanecer en aislamiento hasta 10 días desde la fecha de toma de muestra para PCR con el primer resultado positivo

Además, los contactos estrechos (personal y alumnado) deben realizar cuarentena durante 14 días excepto aquellos que hayan tenido una infección previa documentada con una PCR positiva en los 6 meses previos. Ante la aparición de síntomas compatibles deberán permanecer en aislamiento en su habitación y contactar telefónicamente con su centro de salud o con el teléfono de referencia de la comunidad autónoma. En este momento pasarán a ser considerados casos sospechosos y estará indicada la realización de una PCR. También se recomienda que los convivientes de los casos sospechosos permanezcan en su domicilio hasta conocerse el resultado.

Sin embargo, los contactos no estrechos pueden seguir acudiendo al centro educativo, extremando las medidas de precaución y vigilando la aparición de síntomas compatibles con Covid. Si tienen condiciones de especial vulnerabilidad para Covid-19 pueden acudir al centro, siempre que su condición clínica esté controlada y lo permita, y manteniendo medidas de protección de forma rigurosa, salvo indicación médica de no asistir.

¿Cuándo se cerrará el colegio?

Hasta aquí, todas las actuaciones encaminadas a controlar los casos para no recurrir al cierre del colegio. Pero, ¿cuándo se decretará la clausura temporal del centro educativo como última medida? La guía del Ministerio de Sanidad contempla este escenario en el caso de transmisión comunitaria no controlada con un número elevado de casos. En este caso, los servicios de salud pública de las comunidades autónomas realizarán una evaluación de riesgo para considerar la necesidad de escalar las medidas, "valorando en última instancia, el cierre temporal del centro educativo".

Estas circunstancias epidemiológicas pueden darse "en uno o varios grupos de convivencia estable, pertenecientes a una o más de una línea". "La implementación de las medidas para el control de estos brotes se realizará de forma proporcional al nivel de riesgo definido por el tipo de brote definido anteriormente", recoge el documento al que ha tenido acceso este diario.