Desde el mes de marzo, España, inevitablemente, se ha obsesionado con desinfectarlo todo: hay que eliminar, como sea, el coronavirus. Por eso, cada día, según los patrones aprendidos durante el primer confinamiento, hay que echarse gel hidroalcohólico en las manos, ponerse mascarilla -a ser posible, las adecuadas-, limpiar las mesas y muebles constantemente... Y, por supuesto, lavar pantalones, camisas y demás al llegar a casa. Sea por eso -o porque ya lo tuviese entre sus planes-, Mercadona ha sacado un nuevo producto para evitar, al menos, que las bacterías se queden pegadas a la ropa.  

Noticias relacionadas

Se trata de el desinfectante de tejidos Bosque Verde, un producto sin lejía pero preparado para eliminar los malos olores y las bacterias, dejando un aroma agradable en la ropa -algo así como el Sanytol para la ropa-. El producto tiene un coste de dos euros y ha tenido una gran acogida en sus primeros días en el súper: Mercadona ha vendido 16.000 litros diarios. 

Eso sí, antes de venderlo en sus supermercados físicos y online, Mercadona ha hecho una prueba con sus 'jefes' -término que utiliza Juan Roig para dirigirse a sus clientes- para corroborar que, en efecto, era un producto demandado en España. 

Desinfectante Bosque Verde de Mercadona.

Para probarlo, Mercadona ha realizado 40 pruebas de este producto en casas de clientes y en su centro de Coinnovación Lavado de Ropa ubicado en Bormujos (Sevilla). Allí, lo ha desarrollado conforme a las necesidades del cliente. 

El proveedor de este producto es SPB, que fabrica todos los productos de la marca Bosque Verde en su centro de Cheste (Valencia). El desinfectante se empezó a vender en tiendas en formatos de dos litros en agosto y está ubicado junto a los detergentes y suavicantes para la ropa en todos los establecimientos de la cadena de supermercados valenciana.