El Gobierno, el próximo sábado, en su segunda gran medida de desescalada por el coronavirus, dejará salir a correr. Nada, a priori, malo. Hacer running, en principio, es recomendable. Pero, claro, depende en qué condiciones. “Aprovechando la libertad para ir fuera con los críos, hubo muchas personas que ocuparon las calles de forma excesiva el pasado domingo. Si esto va a ocurrir cuando se deje hacer deporte... La combinación deportistas-niños puede ser muy peligrosa (…) Si no se hace bien, podríamos asistir a un recrudecimiento de la enfermedad”, advierte Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte.

Noticias relacionadas

En total, se calcula que hay 20 millones de personas que hacen deporte en España de forma regular. ¿Y si les da por salir a todas a la vez? ¿Entonces, qué? Ese es el miedo de los expertos en medicina deportiva. “Nos podemos encontrar con las calles llenas de gente (…) Yo no sé si es el momento de poner en marcha esta medida, pero sí creo que hay que estar muy seguro a la hora de tomarla para que no haya un repunte”, prosigue Pedro Manonelles, preocupado por lo que pueda pasar el próximo fin de semana.

Los runners, este sábado, no podrán ponerse las zapatillas y salir a la calle como hacían antes de que se decretase el estado de alerta. Para no contagiarse, tendrán que seguir ciertas normas básicas: la principal, evitar aglomeraciones –y, por ende, a los niños. Pero también tendrán que correr a seis metros de distancia, llevar mascarilla y guantes, y hacer ejercicio individualmente. “Nada de juntarse tres o cuatro amiguetes”, advierte el doctor Carlos González de Vega, de la clínica Medyr.

Desmadre a la española: pasacalles, aglomeraciones y padres sin mascarilla con el pretexto de los niños

¿Y por qué a seis metros? Tiene su explicación. Un adulto, en situación de reposo, moviliza cinco litros de aire por minuto; un deportista de nivel medio, en cambio, está entre 150 y 180 litros. “Esa diseminación de partículas, por tanto, es más importante a la hora de hacer ejercicio y, al contacto con otras personas, puede llevar a que se transmita la enfermedad. De esta forma, incrementamos el riesgo de una forma extraordinariamente considerable”, avisa Pedro Manolelles.

Pero lo peor, avisan los expertos, sería hacer deportes de equipo: jugar con pelotas u objetos comunes. “Se puede transmitir por esa vía”, reconocen. Por eso, insisten: “Hay que salir individualmente y, al llegar a casa, desinfectarlo todo lavándolo a 60 grados: el calzado, la ropa que hayamos utilizado...”, explica Carlos González de Vega.

Por eso, para evitar que se produzcan esas aglomeraciones y se vuelvan a ver playas o calles repletas de gente, el Gobierno planea fijar horarios para que no coincidan al mismo tiempo runners, personas mayores y niños en la calle, máxime cuando se esperan temperaturas por encima de 25 grados el próximo sábado en gran parte del territorio nacional. 

Ejercicio moderado

“Hay que recuperar el tiempo perdido”, dirán muchos, estos días. Pues bien, es un pensamiento erróneo: los expertos recomiendan hacer deporte de forma moderada. “Un ejercicio intenso somete al organismo a una carga muy por encima de lo que está habituado. Eso hace que el sistema inmunitario se debilite y la persona esté más expuesta al coronavirus”, reconoce Carlos González Vega.

E.E.

Pero ese no es el único efecto adverso. “Puede aumentar el número de lesiones musculares al intentar volver a alcanzar el nivel anterior al confinamiento rápidamente. Y, por otra parte, estamos preocupados por las descompensaciones que se pueden haber producido en personas con patologías crónicas”, explica Pedro Manonelles.

Por eso, recomiendan ir poco a poco a la hora de volver a hacer ejercicio. Por ejemplo, andando 10 minutos y corriendo dos durante 40 minutos. Al fin y al cabo, hacer ejercicio de forma moderada sí que refuerza el sistema inmunológico y previene ante una posible infección.

A partir de ahí, ¿es recomendable que este sábado se pueda volver a correr? “Yo, ya digo, no sé si es lo correcto, pero hay que tenerlo bien estudiado antes de hacerlo”, advierte, con prudencia, Pedro. Pero, de llevarse a cabo, propone: “Hay que intentar que no haya aglomeraciones, ya sea dividiendo por horas -como apunta Sanidad-, por edades, por sexos…”, sentencia. Porque sí, el deporte es sano, pero, en la situación actual, puede ser contraproducente si no se siguen las recomendaciones de los expertos.