Un joven se enfrenta a un año de prisión por tirar un perro a un contenedor en Palma de Mallorca. El animal, de tres meses de edad, comenzó a ladrar y varios vecinos de la zona se percataron que se encontraba dentro del depósito. El perro logró sobrevivir aunque con heridas graves. Como apunta el escrito de la acusación, el hombre, de 22 años, lanzó el pasado 13 de abril al cachorro al contenedor para acabar con su vida. Ahora, está acusado de un delito de maltrato grave a animales domésticos. 

Noticias relacionadas

Por suerte para el perro, sus quejidos pudieron alertar a unos residentes del lugar. Lo sacaron de la bolsa y pudieron llevarlo a una clínica veterinaria, donde le curaron las heridas. El cachorro se encontraba en un estado mental semicomatoso y presentaba un traumatismo craneoencefálico, así como una contusión pulmonar, fractura de costillas y una parada cardiorrespiratoria. 

Los gastos provocados por la hospitalización del animal, su tratamiento y curación fueron sufragados por la Asociación Peluditos Son Reus y ascendieron casi a 4.500 euros. Como apunta el diario Última Hora, además de una pena de un año de cárcel, Fiscalía ha solicitado para el acusado que no pueda ejercer ninguna profesión y oficio relacionado con la tenencia o comercio de animales durante tres años. 

También, en concepto de responsabilidad civil el joven tendrá que indemnizar a la Asociación Peluditos en la cantidad que se determine en el juicio, que se celebrará en los próximos meses.