Mark Zuckerberg comparece ante el Senado de EEUU.

Mark Zuckerberg comparece ante el Senado de EEUU.

La Jungla

Los 15 grandes escándalos de Facebook en su 15 cumpleaños

En La Jungla. La red social sigue creciendo en número de usuarios, pero las denuncias y los jaleos no han dejado de copar portadas de todo el mundo.

El 4 de febrero de 2004 nacía Facebook de la mano del que se reflejó como su creador, Mark Zuckerberg. Desde aquel primer thefacebook, solo para estudiantes de Harvard, hasta el que conocemos hoy en día han pasado quince años. Tres lustros en los que la red social ha captado a unos 1.508 millones de usuarios en todo el mundo y se ha convertido en la tercera página web más visitada, según los datos de Alexa en 2018, solo por debajo de Google y YouTube.

Sin embargo, su trayectoria no brilla tanto como sus cifras. Desde que la red se abrió a todos los usuarios de Internet sin restricciones en septiembre de 2006, ha ido acumulando un reguero de escándalos, denuncias y polémicas con las que, previsiblemente, tendrá que lidiar durante toda su existencia. Y es que este parece ser el sino de Facebook desde sus orígenes: estar permanentemente en el centro de la diana. 

1 La demanda de los hermanos Winklevoss

Zuckerberg había lanzado en 2003 una web llamada Facemash, donde se podían consultar las fotografías de varios estudiantes de Harvard y valorarlas. Su invento solo duró algunas horas en línea antes de que la Universidad lo cerrase y le diese el correspondiente tirón de orejas. Tiempo suficiente, no obstante, para que los hermanos Winklevoss y Divya Narenda se fijaran en él para un proyecto que querían poner en marcha, una especie de directorio web con los miembros de las fraternidades del campus.

Después de acceder a colaborar con ellos, Zuckerberg se sacó de la manga thefacebook y seis días después lo estaban demandando, entendiendo que se había apropiado de su idea. Los entresijos de esta primera batalla legal se detallan a la perfección en la película La red social, dirigida por David Fincher. 

2 La CIA entra en juego

A medida que Facebook iba adquiriendo popularidad empezó a llamar la atención de los inversores. Una de las grandes inyecciones económicas al proyecto de Zuckerberg fueron los 27,5 millones de dólares del fondo de inversión Greylock Venture Capital, que cuenta con Howard Cox como socio y que, según The Guardian, pertenece al fondo de inversión en capital de riesgo de la CIA

3 El intercambio de datos

Desde el año 2010 Facebook ha venido cerrando acuerdos para ceder sus datos (o, lo que viene siendo lo mismo, los nuestros) para crecer y embolsarse dinero con la publicidad. El fallo estuvo en que no se realizó un seguimiento de todo lo que implicaba esta cesión, como demostró The New York Times, comprometiendo la privacidad de los usuarios. Hasta 2015 no se restringió el acceso que tenían los desarrolladores de aplicaciones a los datos personales. 

4 Amigos de los rusos

En 2017 la compañía detectó que una empresa rusa que creaba perfiles de trolls para apoyar al Kremlin había pagado anuncios en la red social con el objetivo de tener influencia en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos. El CSO de Facebook, Alex Stamos, máximo responsable de seguridad, así lo reconoció en el momento. 

5 En pie de guerra contra las fake news

Las fake news o noticias falsas campan a sus anchas por los muros valiéndose de la falta de información y formación de muchos de los usuarios. Los medios de comunicación saben que Facebook es al soporte digital lo que el kiosko a la prensa escrita, pero no todas las fuentes son fiables. Los bulos empezaban a afectar a su credibilidad y la empresa empezó a tomar medidas. En septiembre de 2017 la directora de producto del News Feed, Tesaa Lyons-Laing, aseguró que "es una de nuestras prioridades".

6 Multa de la Agencia Española de Protección de Datos

También en septiembre de 2017 la AEPD imponía una sanción a Facebook de 1,2 millones de euros por vulnerar la normativa sobre protección de datos personales de los usuarios, probando que la red social almacenaba y usaba información para fines publicitarios sin autorización previa. 

7 El descarado plagio a Snapchat

Durante el 2017 otra de las polémicas que enturbió la imagen de Facebook tuvo que ver con el desarrollo de una funcionalidad casi exacta a la que existía en la red social Snapchat: las stories. Así, a imagen y semejanza de la primera, e incluso vinculándose con Instagram, los usuarios pueden colgar vídeos e imágenes cortos que duran 24 horas. 

8 "Está desgarrando el tejido social"

Son palabras del que fuera el vicepresidente de crecimiento de la compañía, Chamath Palihapitiya, que trabajó allí de 2007 a 2011. "Los ciclos de retroalimentación a corto plazo impulsados por la dopamina que hemos creado están destruyendo el funcionamiento de la sociedad. Sin discursos civiles, sin cooperación, con desinformación, con falsedad", criticó. 

9 El gran escándalo: Cambridge Analytica

En marzo del pasado año, Facebook se tambaleó cuando se hizo público que la consultora Cambridge Analytica había podido acceder a los datos de unos 50 millones de usuarios, una cifra que después crecería hasta los 87 millones. Se trataba de información sobre personas que no habían autorizado su uso y que utilizarían después para poner en marcha campañas segmentadas e influir en el voto de los estadounidenses. 

La compañía se desplomó en bolsa, arrancaron investigaciones por todo el mundo y Zuckerberg tuvo que comparecer ante el Senado de Estados Unidos y en la Eurocámara para dar explicaciones. Asumió el "error" reconociendo que no habían hecho "lo suficiente" para proteger los datos de sus usuarios.   

10 Ciberataque y brecha de seguridad

Siguiendo con el annus horribilis, el septiembre de 2018 sufrió un ataque informático que dejó expuestos los datos de 50 millones de usuarios. Después, en diciembre, otro fallo de seguridad dejó sin protección las fotografías de 6,8 millones de personas. 

Mark Zuckerberg pide perdón por la filtración de Facebook

11 WhatsApp también les da disgustos

La app de mensajería, propiedad de Facebook, desveló el pasado mes de octubre un fallo de seguridad que permitía a los hackers controlar la aplicación y acceder a la información de los usuarios cuando respondían a una videollamada. 

12 El adiós de sus directivos

También el 2018 ha estado marcado por la huida de varios de sus directivos. Los cofundadores de WhatsApp, Jan Koum y Brian Acton, se fueron al discrepar con las políticas de privacidad. Meses más tarde, los creadores de Instagram, Kevin Systrom y Mike Krieger, dieron otro portazo al que se unieron el responsable legal, Colin Stretch; el director de Comunicación, Elliot Schrage, y el vicepresidente de alianzas, Dan Rose. 

13 Varapalo en la Bolsa 

Aunque con el inicio de 2019 ha comenzado una recuperación, el balance del pasado año se ha dejado notar en el valor bursátil de la compañía, que acabó disminuyendo un 27 %, bajando del cuarto al séptimo puesto de las empresas más valiosas del mundo y llegando a perder por el camino 241.390 millones de dólares de capitalización. 

14 El peligro real de la desinformación

Un informe de la oenegé Business for Social Responsibility encargado por Facebook concluyó que la red social pudo haber frenado la difusión de contenido discriminatorio hacia una etnia entre los usuarios de Myanmar y no lo hizo. La comunidad Rohingya sufre ataques desde 2017 que incluso la ONU tildó de "genocidio" a raíz de una campaña de desinformación que podría haberse iniciado desde el ejército. El responsable de producto de la compañía, Alex Warofka, reconoció que "no estábamos haciendo lo suficiente para prevenir que nuestra plataforma fuera utilizada para fomentar la división e incitar a la violencia offline".

15 Mentir en sus estadísticas

El pasado 16 de octubre, un grupo de pequeños empresarios estadounidenses que habían utilizado el servicio de anuncios de Facebook hizo pública la demanda que habían interpuesto contra la compañía por inflar las cifras de las estadísticas de visionado para vender un impacto que no era real. Dos años antes, la red social ya había reconocido que registró un fallo en su mecanismo de medición que aumentaba hasta en un 80 % las visualizaciones. Los demandantes calculan que, en su caso, habría llegado hasta un 900 %. 

[Más información: El infalible método Zuckerber para parecer más alto: sentarse sobre un maletín]