La DGT, como cada Semana Santa, ha articulado un dispositivo de vigilancia especial -con independencia de que la Guardia Civil vaya a vigilar las carreteras para garantizar el cierre perimetral-. Los agentes, además de la movilidad, también cuidarán de que no se sobrepasen los límites de velocidad, de que se use correctamente el cinturón o que no se utilice el teléfono móvil mientras se conduce. 

Noticias relacionadas

¿Y cómo lo van a hacer? La DGT lo hará a través de 11 drones que ayudarán a los agentes de Tráfico a vigilar las carreteras desde el aire. Pero no será en todo el territorio nacional. Tráfico ha elegido determinadas carreteras para utilizar estos drones y que castiguen a los infractores. 

Por poblaciones, según Social Drive, los drones estarán volando por Albacete (A-31), Asturias (N-632 y AS-17), Badajoz (A-66), Cádiz (N-IV y A-4), Granada (GR-3401 y N-432), Las Palmas (GC-65), Madrid (M-512, M-404 y M-608), Murcia (RM-432), Tenerife (TF-47 Y TF-1), Valencia (CV-580) y Zaragoza (A-23). 

Un conductor circulando con su mascarilla puesta.

Estos drones, distribuidos por estas carreteras, no penalizan a los coches que circulen que sobrepasen los límites de velocidad. Su labor es la de castigar acciones concretas. Por ejemplo, no respetar un stop, no llevar el cinturón de seguridad (200 euros) o utilizar el móvil mientras se conduce (200 euros y seis puntos). 

Los drones vuelan a 120 metros de altura y son controlados por un operario de la Guardia Civil y otro operario de la Unidad Militar de Emergencia (UME). 

Otras multas inesperadas

La DGT también va a vigilar durante esta Semana Santa las conductas temerarias como, por ejemplo, quitarse la mascarilla mientras se conduce. Esto podría ser penalizado por los agentes de tráfico hasta con 500 euros de sanción. 

La recomendación, por tanto, es que se quite la mascarilla antes de arrancar el coche o cuando ya haya finalizado su viaje. De lo contrario, la DGT puede considerar que usted está llevando a cabo una acción "temeraria", lo que se pena como una "infracción muy grave". Esto supondría 500 euros de multa (o 25 euros por pronto pago) y la detracción de seis puntos del carnet. 

También te puede interesar...

-La DGT se pone firme: 3.914 multas en su última campaña de Tráfico a razón de 200€ la sanción

-Sentencia contra la DGT: el helicóptero-radar no mide la distancia entre coches, 20.000 multas en jaque

-La DGT aumenta las multas "sospechosas" por la Covid: hasta 900 euros de sanción